EconomíaOpinión

Remesas con Blockchain

Gamal Serhan Jaldin

Experto en Gestión de Servicios Públicos, Políticas Públicas y Transformación Digital

Escucha la noticia

Imagínate que tu mamá, tu papá, tu hermana o hermano, o cualquier familiar tuyo, que tuvo que irse al exterior a trabajar te quiere enviar dinero. A esos ingresos familiares generados en países extranjeros que son enviados por trabajadores migrantes, se conocen como remesas.

El mayor flujo de fondos del mundo desarrollado al mundo en vías de desarrollo no es la inversión privada, y ni siquiera la ayuda de organismo internacionales, son las remesas.

Se estima que las remesas son $us 600,000 millones al año, y va en aumento, y las personas que utilizan los sistemas tradiciones de intermediarios están siendo víctimas de intermediación muy parecida a la usura. En Bolivia las remesas el año pasado bordearon los $us 1,400 millones, un 25% más que en 2020.

¿Porque si puedo enviar un mensaje a la España en segundos a través de una aplicación de mensajería instantánea, no puedo enviar de la misma manera dinero? ¿Alguno de ustedes se ha hecho esta pregunta?

La primera respuesta podría ser porque yo tengo dinero en bolivianos y en España usan euros y necesitaría algún intermediario para que oficie de casa de cambios. Pero existe un problema más importante.

Cuando yo realizo una envió digital, ya sea un correo electrónico, un mensaje, una foto, un archivo, un audio o un video, en realidad lo que le llega al destinatario es una copia, sí una copia, porque el original se queda conmigo. Es algo similar al fax. Mientras se trata de información no hay problema, pero si se trata de envió de dinero o activos en general, no es una buena idea ni para el remitente y peor para el destinatario enviar una copia.

El principio más importante de una transacción financiera es que si te envió una x cantidad de dinero, yo ya no tenga esa cantidad de dinero conmigo y que, por ende, no lo pueda volver a usar y enviar a alguien más. Esto ha sido denominado el problema del “doble gasto” desde hace mucho tiempo.

Entonces ¿cómo se puede enviar dinero desde España a Bolivia?

Si utilizan el sistema financiero, el Banco español del que envía el dinero le debita de su cuenta, por ejemplo 100 euros, los envía a un Sistema de Compensación Internacional; que puede ser a través de los Bancos Centrales o el código SWIFT (Sociedad para la Telecomunicación Financiera Interbancaria Mundial) o BIC, que envían al Banco boliviano del destinatario los 100 euros, y este cambia los euros a bolivianos y realiza el abono en su cuenta.

¿Cuánto tiempo llevo la transacción y cuánto costo? Se puedo haber tardado 3 días y puede llegar a costar hasta 20 euros dependiendo del Banco emisor y receptor.

Hoy estamos llenos de intermediarios que hacen de “garantes” en toda la cadena de transacciones para establecer la confianza en nuestra economía. Pero cada vez más, este sistema de intermediación ha ido perdiendo confianza de la gente, porque cuando falla, los que pagamos las consecuencias somos nosotros.

Uno de sus principales problemas de ese sistema de intermediación financiera, es que están centralizados, o sea, son más propensos a ser pirateados. Otro es que excluyen a millones de personas; ya sea por el exceso de requisitos, o porque simplemente no son confiables para todos.

Además, han ido socavando nuestra privacidad, apoderándose de nuestros datos y a título de brindar más seguridad, se han vuelto nuestros supervisores de todas nuestras operaciones. Y en vez de que estén a nuestro servicio, nosotros nos hemos vuelto sus empleados.

Pero qué tal si les dijera que existe una tecnología que ha resuelto el problema del “doble gasto” y al mismo tiempo evita todaaa esta vuelta y permite una transacción persona a persona (peer to peer), sin intermediarios y es cien por ciento segura. Esa tecnología se llama blockchain.

Hoy existen aplicaciones basadas en blockchain que permiten enviar el dinero a través del celular sin intermediarios, y realizar la transacción en minutos y cuyo costo está en función al trabajo que se requirió para esa transacción, no tiene un costo mínimo o es un porcentaje del monto, y además operan las 24 horas del día, los 7 días de la semana y los 365 días del año.

Te imaginas el beneficio que significa en ahorro de tiempo, tanto para el que envía; que tenía que ir a buscar una agencia de un banco o una empresa de envió de dinero, y el que recibía que también tenía que ir a buscar la misma agencia del intermediario que trabajara con la empresa de giros de su familiar, y encima le cobraban entre el 7 y el 10% más lo que ganan en el tipo de cambio de compra y venta.

Esa revolución ya está ocurriendo en el mundo, pero lamentablemente no en Bolivia, porque algún burócrata se le ocurrió prohibir el uso de los criptoactivos en el sistema financiero y los instrumentos de pago reconocidos por esta entidad y por ende realizar operaciones financieras basadas en blockchain.

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Gamal Serhan Jaldin

Experto en Gestión de Servicios Públicos, Políticas Públicas y Transformación Digital

Publicaciones relacionadas