Internacional

Fracasa por segunda vez la evacuación de civiles de Mariupol; Putin no quiere frenar los bombardeos sobre Ucrania

Cientos de miles de ucranianos no sabe qué hacer en medio de los ataques.

Escucha la noticia

Mariupol, estratégica ciudad portuaria de Ucrania asediada y bombardeada por las tropas rusas, se asoma este domingo al desastre después del fracaso del segundo intento de alto fuego para evacuar a cientos de miles de personas atrapadas en la ciudad, que se ha convertido en una ratonera, informó el diario español El País.

Rusia y la Guardia Nacional de Ucrania se acusaron mutuamente de impedir el establecimiento de un corredor humanitario en Mariupol.

La televisión Ukraine 24 mostró a un combatiente del regimiento Azov de la Guardia Nacional que sostuvo que las fuerzas rusas, que han rodeado la ciudad portuaria de unos 400.000 habitantes, seguían bombardeando las zonas que, en teoría, deberían estar protegidas por el alto el fuego. Por su parte, la agencia de noticias Interfax citó a un funcionario de la Administración separatista de Donetsk que acusó a las fuerzas ucranianas del fracaso del alto el fuego.

Los funcionarios locales de Mariupol tenían programado que un convoy encabezado por la Cruz Roja ayudase a sacar a la población civil del municipio, completamente sitiado por las tropas rusas y sin agua, calefacción, electricidad ni cobertura de teléfono o internet desde hace varios días.

Este domingo por la mañana las autoridades locales pidieron a los residentes que se reunieran en tres lugares diferentes de la ciudad y que estuvieran preparados para la evacuación, informó The New York Timesaunque el plan de evacuación no pudo llevarse a cabo, según las confusas informaciones sobre el terreno.

La salida de civiles acordada un día antes, el sábado en Mariupol y en la pequeña localidad sureña de Volnovaja, también en condiciones críticas, tuvo que suspenderse por el fracaso del alto el fuego de solo cinco horas en esas poblaciones, pactado por Kiev y Moscú.

El Gobierno ucraniano acusó al Kremlin de bombardear la zona establecida como corredor humanitario para la salida de los civiles y la entrada de productos sanitarios y medicamentos, y de utilizar “artillería pesada y cohetes” contra Mariupol, ciudad que Rusia pretende controlar.

Mientras tanto, el Ejército ruso ha redoblado su ofensiva contra Kiev: el suburbio de Irpin, a 25 kilómetros de la capital ucraniana, se encontraba este domingo bajo un intenso bombardeo de artillería, mientras los civiles trataban de huir entre el sonido constante de los bombazos.

Tras una conversación con el presidente turcoRecep Tayyip Erdogan, el presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró que no tenía intención de frenar la ofensiva. Según el resumen de la conversación ofrecida por el Kremlin, Rusia solo detendrá sus operaciones militares si Ucrania deja de combatir y se cumplen las exigencias de Moscú.

Putin sostuvo que la operación se desarrolla según el plan y el calendario previstos, y que espera que los negociadores ucranianos adopten un enfoque más constructivo en las conversaciones previstas para este lunes y tengan en cuenta la realidad sobre el terreno, según informó el Kremlin.


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas