La semana políticaPolítica

La Semana Política: Arce baja a la cancha de la interna oficialista

20 al 26 de marzo de 2022

Escucha la noticia

El diputado y el presidente

La interna en el oficialismo dio un salto cualitativo en la semana que acaba de pasar, con la reunión y la foto entre el presidente Arce y el diputado expulsado del MAS, Rolando Cuéllar.

Hasta el momento, los polos visibles de la disputa eran Evo Morales y David Choquehuanca, mientras que el primer mandatario permanecía en cierto distanciamiento olímpico, probablemente alentando bajo cuerdas las maniobras de su vicepresidente.

La novedad es que ahora Arce parece dispuesto a embarrarse en la lucha. Incluso su vocero, Jorge Richter, salió al cruce de las declaraciones del ex ministro Carlos Romero, quien había asegurado que Morales sería “el candidato del MAS para el 2025”. Richter retrucó que “pueden haber otros candidatos” y que la postulación presidencial en su partido “no está limitada a unos cuantos”.

Escenario geopolítico e institucional

El conflicto se desarrolla además en una dimensión geopolítica, con desplazamientos de Arce y Choquehuanca a Santa Cruz y El Alto, para consolidar alianzas territoriales que contrarresten al menguante poder del Chapare. De hecho, el Bloque Oriente ha sido explícito en su respaldo al diputado Cuéllar.

En el escenario institucional, parte de la pulseta se definirá en la interpelación al ministro de gobierno, Eduardo del Castillo (ex evista realineado con Arce), por la herejía de afirmar que hay diputados y dirigentes que “se enriquecen con la coca”.

Evo “querendón de plata”

Por otra parte, el ex presidente Morales parece decidido a lograr recaudaciones por distintas vías: primero fue promoviendo la compensación social por obras gasíferas en el Trópico de Cochabamba; después pidió más fondos “para la lucha contra el narcotráfico”; por último, ha impulsado un “aporte voluntario” que acompañe a la reinscripción de militantes.

El asunto motivó que el dirigente alteño Roberto de la Cruz comente con ironía que Evo es “querendón de plata”.

Defensoría: postulantes variopintos

En días recientes también se conoció a los primeros aspirantes a Defensor del Pueblo. Aún no se concreta la amenaza de candidatura de la “anarco-feminista” María Galindo, quien tal vez espere a la recta final (el plazo cierra el 31 de marzo) por efectismo mediático.

Los postulantes incluyen a un naturista que concurrió a la inscripción con el rostro cubierto por “plasma animal-vegetal”, y a los perfiles más interesantes de un conocido internacionalista cruceño y de un activista que fungió de voluntario en la Defensoría, en tiempos de Rolando Villena.

“Agenda llena”

Una delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos llegó a Bolivia, para hacer seguimiento a la aplicación de lo recomendado por el GIEI. La hija de la ex presidente Jeanine Añez, Carolina Ribera, solicitó una audiencia urgente para dar a conocer las violaciones a los derechos humanos de los presos políticos, pero la secretaria ejecutiva de la CIDH, Tania Reneaum, contestó de manera insólita que tenían la “agenda llena”, ofreciendo una reunión virtual que aún no se ha concretado.

El equipo jurídico de Añez también pide presencialidad a la justicia boliviana, ante el inicio inminente de la fase oral en el caso “Golpe de Estado II”, pero la respuesta hasta ahora es negativa, insistiendo el tribunal en una virtualidad que reduce la capacidad de defensa de la ex mandataria.

El mar vuelve a escena

En el marco de los actos del 23 de marzo y con un trasfondo de cruces declarativos con las nuevas autoridades chilenas, se intentó reavivar la narrativa marítima, tan alicaída tras el fracaso de La Haya.

Una alternativa a la mera intransigencia retórica, que se ha mostrado inconducente, sería aprovechar la adhesión de la administración de Boric al Acuerdo de Escazú, un convenio internacional en materia ambiental que en una de sus cláusulas establece preferencias para los “pueblos sin litoral”. Sin embargo, hasta el momento no hay indicios de que la cancillería boliviana esté explorando esta vía pragmática.

Otro ángulo lleno de rispideces en la relación bilateral es el proceso en la CIJ por las aguas del Silala, que en pocos días más entrará en la fase de los alegatos orales. Proceso que viene ya influenciado por ciertos errores estratégicos cometidos durante el gobierno de Morales.

Bolivia vuelve a abstenerse

La semana concluyó con una nueva abstención de Bolivia respecto a la invasión rusa a Ucrania, esta vez en la OEA, ante una declaración contra los “actos que pueden constituir crímenes de guerra”. Es la cuarta vez que el país se alinea en este tema con un pequeño club de dictaduras y regímenes híbridos, dándole la espalda al consenso mayoritario entre las democracias.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Emilio Martinez

Escritor y analista político

Publicaciones relacionadas