Mundial 2022

Una fantasía de Richarlison sella la victoria de Brasil ante Serbia y muestra que quiere ser campeón

El pentacampeón se ubica en la punta del Grupo G por diferencia de gol.

Escucha la noticia

Brasil hizo vibrar a miles de espectadores en el estadio Lusail y a millones en el mundo que vieron el segundo partido del Grupo G del Mundial de Qatar. Todos quedaron extasiados con el triunfo sin cuestionamientos del pentacampeón sobre le selección de Serbia, sobre todo por la fantasía que regaló el delantero Richarlison al planeta en el segundo y último tanto del cotejo de este jueves en la tarde.

La presión de Brasil en el primer tiempo se hizo sentir con varias llegadas del pentacampeón hasta el área grande de los serbios, remates desde larga distancia de Neymar y Casemiro, y un tiro muy suave del brasileño Raphiña del Barcelona que pudo haber convertido si pateaba con fuerza y colocaba el balón lejos del portero serbio.

A los 41 minutos, Vinicius Junior del Real Madrid tuvo la opción más clara cuando el defensor serbio Milenkovic tropezó con el balón en su propia área, el delantero brasileño encaró hacia el arco. pero el central de la Fiorentina de Italia corrigió su error y evitó que el delantero carioca convierta en gol.

Ni bien comenzó el segundo tiempo, Raphiña aprovechó un error defensivo, robó un balón en el área grande pero no pudo inaugurar el marcador. Brasil encajonó a Serbia en su campo durante el tramo inicial de la segunda parte del juego y pese a los ataques incesantes de Neymar y los suyos, el 0 a 0 no se movía.

A los 59 minutos, un remate del defensor Alex Sandro se estrelló en la parte inferior del palo derecho del arquero serbio, en el vendaval que desató el cuadro sudamericano sobre los balcánicos.

Tres minutos más tarde el atacante Richarlison se vio frente al arco rival, tras un rebote que otorgó el portero serbio y con un tiro suave y al centro del arco marcó el 1-0, pero lo mejor estaba por venir.

A los 73 minutos, Vinicius Junior lanzó un centro, el balón dio un caprichoso rebote entre los defensores serbios que permitió que Richarlison realice una pirueta, una tijera como se conoce en el fútbol, y estando suspendido en el aire remató con fuerza y fue un verdadero golazo.

Brasil quería más y luego Casemiro impactó el balón en el larguero del arco rival. La verde amarela combinó a la perfección en su debut mundialista el denominado jogo bonito, la potencia de los remates fuera del área grande y una presión que no cesó en ningún instante.

Brasil mostró que tiene hambre de conquistar el título del Mundial de Qatar y tiene con qué comerse el torneo. La segunda fecha de la fase de grupos de la Copa del Mundo comienza este viernes a las 06:00, hora boliviana.

 

 


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas

Abrir chat
¿Quieres unirte al grupo de Whatsapp?
Hola 👋
Te invitamos a unirte a nuestro grupo de Whatsapp