EmpresaOpinión

2022, Año del Metaverso.

Ciro Añez

Escritor

Escucha la noticia

El metaverso o metauniverso (acrónimo de «meta» -más allá- y «universo») es un concepto que denota la siguiente generación de internet, por eso también la denominan como la “nueva internet” o “internet del espacio”, por el cual, se pretende conectar el mundo tangible con el intangible. Todo ello, gracias a la tecnología blockchain, que permite no solo interactuar en este nuevo mundo, sino también ejecutar acciones y ser propietarios del mismo.

En este nuevo año, muchos hablarán de la Web3, algunos la considerarán como la utopía de una web “descentralizada y para todos” mientras que otros dirán que es y será el próximo paso inevitable de nuestras relaciones y vínculos online.

Adviértase que en este universo digital ya existen varias galaxias compuesto por diversos espacios como The Sabdbox, Decentraland, entre otros más. Es decir, se estará operando en un espacio alternativo y sin fronteras.

Esta tercera versión de Internet descentralizada conllevará a una nueva cripto-economía, a través de la interacción de distintas herramientas, por ende, las transacciones se realizan dentro de cada plataforma o en mercados secundarios, generalmente, a través de sus criptomonedas nativas además de otras tendencias que contribuyen a este nuevo ecosistema.

El usuario, creará un avatar y comenzará a vivir su experiencia en el metaverso, ofreciéndole la plataforma la oportunidad de consumo que ésta ofrece y lo que las otras tiendas y empresas que se instalan en el metaverso también ofrecen al consumidor.

De allí que es posible identificar plenamente a dos tipos de responsables, a saber: la plataforma tecnológica con sus servicios/productos directos; y, las empresas “tercerizadas” que se instalan para ofrecer sus productos/servicios.

En otras palabras, existirá el paralelismo a un centro comercial y los locales que se encuentran dentro del mismo y las plataformas tendrán un centro de atención las 24 horas del día y durante toda la semana, dentro del mismo mundo digital con el propósito de atender distintas denuncias y resolver dudas de los usuarios mediante una atención personalizada.

Si tomamos en cuenta de que existen relaciones humanas en el medio, esto conlleva a que el Derecho deba tener su alcance dentro de la plataforma, pues dicho espacio será parte de la sociedad y propenderá a obtener necesariamente una regulación.

De esta manera, el metaverso trae consigo nuevos desafíos, como, por ejemplo, saber identificar detrás de los avatares la identidad de las personas, máxime si tomamos en cuenta el alto tráfico de transacciones y sumas de dinero que pueden llegar a moverse en estos mercados.

Ante este nuevo paradigma y dada nuestra actualización, es recomendable que exista el debido asesoramiento pues se debe cumplir con los estándares de un “KYC – Know your costumer” y contemplar información “AML” para el evitar el lavado de dinero, financiamiento del Terrorismo además del surgimiento de posibles estafas.

Entre las muchas otras necesidades que deberá contemplar el usuario, citar, por ejemplo, la importancia de revisar y analizar cuál será la ley aplicable en un mundo digital, teniendo como primera opción los Términos & Condiciones que ésta establezca, donde no solo contemplen la ley aplicable, sino además la posibilidad de acudir a métodos alternativos de resolución de conflictos, la sede arbitral y sus reglamentos.

Cabe mencionar, que el espacio digital, ya cuenta con reconocimiento jurídico de acuerdo a la Ley modelo “UNCITRAL Model Law on Electronic Commerce”.

Asimismo, se deberá tomar énfasis en la privacidad de los datos de geolocalización y la manera de cómo se regularán las transacciones realizadas dentro de un universo virtual determinado. De allí que es muy probable que no existirá una regulación específica a cualquier nivel para el metaverso, por consiguiente, resulta previsible que algunos gigantes tecnológicos lucrarán y ganarán participación de mercado antes de que la legislación específica los alcance.

En la medida de que tanto el usuario como las empresas vayan sumergiéndose en este nuevo mundo digital, ambas no deben dejar de estar bien informadas y asesoradas para evitarse futuras complicaciones, pues como asesor legal empresarial que apuesta por la innovación nuestra misión es brindar seguridad a los proveedores y sus usuarios/consumidores, ofreciendo experiencias sanas y positivas que protejan datos personales, eviten ciberdelitos, cuenten con contratos acordes a este contexto, exista una debida aplicación del derecho laboral, la propiedad intelectual y el respeto de los derechos fundamentales, entre otros.

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Ciro Añez

Escritor

Publicaciones relacionadas