Opinión

Censo con consenso: la trampa del viernes

Escucha la noticia

Por: Amalia Pando

La trampa está tendida para este viernes en Cochabamba. La presa es Santa Cruz, cuando pise el palito comenzará la cuenta regresiva del paro indefinido y de su Comité Interinstitucional.

Toda trampa es tentadora. Arce Catacora se mostró democrático y dijo que se someterá a la conclusión por consenso del encuentro Plurinacional de gobernadores, alcaldes y rectores, que se cumplirá este viernes.

El gobierno dijo que se someterá a esta instancia y lo hará porque de antemano el resultado está cantado. El 90% o más de los asistentes son azules a rabiar.

La mayoría de los gobernadores fueron elegidos con el voto de la oposición contra los candidatos de Evo Morales. Lo mismo ocurrió con los alcaldes y alcaldesas de las ciudades más grandes. Pero en pocos meses Arce Catacora dio vuelta las urnas y vía transfugio o chantaje económico o judicial se hizo de la mayoría. Los ejemplos más notables son el gobernador de La Paz y los alcaldes de Santa Cruz y El Alto. En el caso del alcalde de Cochabamba, Reyes Villa tiene la soga judicial en el cuello, con lo que su voluntad está embargada.

De tal modo, que ese encuentro azul está organizado para aislar a Santa Cruz y usar en “consenso” de antesala “democrática“ para acabar con el Paro Indefinido y su Comité Interinstitucional.

Y acabar significa acabar. A punta de persecución y detenciones arbitrarias.

Santa Cruz ya es víctima de lo inaudito, un cerco para someter a su población al hambre y para que sus empresas pierdan toda su producción y en lo posible también su capital.

El gobierno de Arce está cumpliendo las amenazas de Evo Morales. El cerco campesino, el desabastecimiento de carburantes y la prohibición de la exportación de los alimentos que produce Santa Cruz.

Es como si Arce fuera Putin y Santa Cruz fuera Ucrania. Pero no es así, es peor.

Putin ocupa y devasta territorio ajeno y después recurre a un falso referendo para legitimar la anexión de esos territorios.

En Bolivia es peor porque es un gobierno contra su propia gente. Arce encabeza un gobierno que sin piedad alguna quiere someter por hambre a 3 millones de civiles y legitimar su vil actuación con un falso consenso en el encuentro plurinacional. Busca obtener de los dirigentes de Santa Cruz una rendición política que le garantice su perpetuidad en el poder.

El conflicto del Censo es muy fácil de resolver, es cuestión de abrogar el decreto supremo 4760. Tal como Arce Catacora hizo con los decretos que afectaban a los cooperativistas mineros. Abrogó todo lo que le pidieron y se acabaron los dinamitazos en la sede de gobierno.

En este caso, no es el Censo lo que está en juego, sino el futuro del régimen dictatorial del MAS. Y en este punto Evo y Arce la tienen clarísima, tienen que acabar con la resistencia de Santa Cruz porque el resto del país es pan comido.


Cuentanos si te gustó la nota

94% LikesVS
6% Dislikes

Publicaciones relacionadas

Abrir chat
¿Quieres unirte al grupo de Whatsapp?
Hola 👋
Te invitamos a unirte a nuestro grupo de Whatsapp