Opinión

Diversidad agrícola vs. diversidad ecológica, por Cecilia González

Cecilia González P.

Biotecnóloga - Divulgadora científica

Escucha la noticia

Hace algunas semanas atrás, cobró mi atención un par de artículos de Andrew McGuire, agrónomo y especialista en suelos, además de divulgador científico de la Universidad Estatal de Washington en Estados Unidos, en vista de que muchas veces se pretende forzar la noción que un cultivo para ser más “eco”, debería tener más plantas y no ser un monocultivo. 

McGuire hace énfasis en un primer artículo, sobre el hecho de que los estudios y resultados de investigaciones sobre diversidad ecológica rara vez tienen aplicación en la agricultura. La investigación ecológica busca entender los patrones de la naturaleza y la mayor cantidad de plantas que se desempeñen mejor frente a otros grupos de menor diversidad o monocultivos.

En agricultura las elecciones se basan en experiencia e investigación. Se conoce qué especies son productoras principales y si deben o no estar mezcladas con otras, todo en función de si hay beneficios en la producción final. El estándar de biodiversidad relevante para la agricultura no es el aumento promedio con el aumento de la diversidad de especies de plantas, sino la comparación de los mejores monocultivos y las mejores mezclas.

La agricultura no es un proceso natural. Por mucho que se la llame “ecológica” u orgánica. De hecho la diversidad de plantas comestibles que existen, son producto de la intervención humana, a lo largo de muchos siglos, buscando siempre los mejores cultivos. Mejor rendimiento, mejor sabor, más granos, más nutrientes, resistencia a plagas, sequías, etc. Las plantas en agricultura, excepto algunos casos, son estacionales y muy rara vez perennes. Este detalle, ya marca una diferencia considerable a cómo se realizan los estudios en ecología.

Por ello, la agricultura quiere saber qué mezclas proporcionarán mayor productividad, eficiencia en el uso de recursos u otros beneficios por encima de los que se encuentran en los monocultivos. Aún más importante, quiere conocer los mecanismos detrás de tales efectos. Actualmente, la única mezcla confiable es la de leguminosas con no leguminosas en un suelo con bajo contenido de nitrógeno. Es confiable porque conocemos el mecanismo que causa los beneficios. La autecología es una rama de la ecología que podría ayudar aquí. No se centra en la dinámica de poblaciones y comunidades, sino en las interacciones fisicoquímicas específicas entre especies  y sus entornos. 

En un segundo artículo, McGuire señala qué realmente se busca medir y entender en la agricultura. No se pretende adivinar qué mezclas funcionarán mejor. No se requiere más vínculos observados entre la diversidad y la función de los cultivos. Se necesita conocer la causa real de los beneficios derivados de las mezclas de mejor rendimiento. Se puede gestionar una causa pero no una correlación. Por ello, se debe cambiar el enfoque del estudio de la biodiversidad agrícola y determinar las interacciones puntuales entre especies específicas en entornos bien determinados. Hay buenos ejemplos de estudios que buscan y a veces encuentran, los mecanismos reales, incluidos los beneficios de las mezclas de leguminosas y no leguminosas que no están relacionadas con el nitrógeno. El agrónomo reconoce que es un trabajo más complejo, pero necesario para mejorar la confiabilidad de todas las formas de diversidad de cultivos.

¡Sí! ciertas mezclas mejoran la absorción del nitrógeno, y algunos cultivos intercalados tienen beneficios de control de plagas, incluso con rendimientos más bajos. Se conocen los beneficios de la rotación de cultivos y la labranza cero, que ayuda a mantener la diversidad de microorganismos bajo el suelo. Por ello es necesario probar que la biodiversidad en la agricultura se debe medir con los estándares que tienen sentido para la agricultura, no los de la ecología. 

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Cecilia González P.

Biotecnóloga - Divulgadora científica

Publicaciones relacionadas