OpiniónSociedad

Heroicas

Escucha la noticia

En toda América Latina el único país que celebra a las madres en una fecha cargada de historia y política es nuestra amada Bolivia. Mientras que la festividad en el resto de los países elige su fecha en función a un criterio económico y practico, lo hacen siempre un domingo, en muchos casos el segundo domingo de mayo, en nuestro país recordamos la masacre de las Heroinas de la Coronilla el 27 de Mayo de 1812 donde un grupo de mujeres cochabambinas defendieron la ciudad de la invasión y dieron su vida por la gesta libertaria de nuestro país.

Aunque la historiografía duda de la existencia efectiva del personaje de Manuela Gandarillas y la fidelidad del relato, dado que no existen documentos que acrediten la existencia de la abuela ciega, ya 210 años mas tarde han afianzado un hito histórico en la conciencia colectiva de la bolivianidad formando parte innegable de las luchas históricas comandadas o protagonizadas por nuestras mujeres. La discusión historiográfica queda reducida a los ratones de biblioteca.

Desde Gregoria y Bartolina, pasando por Manuela, Juana y Adela, y en tiempos contemporáneos por Lidia, Ana María, Domitila y Jeanine las mujeres bolivianas han sido pilares fundamentales de las revoluciones. Llevadas por su propia fuerza a enfrentarse a un mundo controlado por los hombres y su forma de ver el mundo logrando convertirse en catalizadoras del cambio histórico.

La cobardía disfrazada de deber, encarnada hace 210 años por Goyeneche y vigente hasta la fecha en hombres inhumanos que mantienen presa a una mujer sin seguir el debido proceso, marca profundamente la construcción de la imagen de la mujer en nuestra historia. Injusticia y desigualdad. Mientras que al mismo tiempo el movimiento feminista se afianza y ordena sus corrientes, desde las mas reaccionarias y violentas hasta las mas intelectuales y conciliadoras, en la búsqueda de un mundo mas equitativo para todos los seres humanos con un énfasis muy claro en la parte de la humanidad que históricamente fue relegada a un rol secundario. Siempre sucede que para alinearse primero reunirá el caos, y es lo que ha sucedido y viene sucediendo con el movimiento feminista.

Sin embargo, es un movimiento totalmente válido, desde la realidad de las mujeres que siempre fue relegada en todos los ámbitos de la humanidad, en la ciencia y en la política. Que debe corregir a sus facciones mas reaccionarias y violentas, es cierto, porque probablemente sus replicas vienen cargadas de rencor histórico, pero también es cierto que en sus posiciones mas equilibradas traen visiones necesarias para toda la humanidad. Con la importantísima salvedad de que es un movimiento en el cual los hombres solo somos espectadores, consejeros con voz si es que el movimiento nos escucha, pero sin voto. Quizas aquí es el aprendizaje mas grande para el genero masculino, que debemos aprender a mirar un movimiento sin críticas a sus visiones, señalando las reacciones mas violentas, pero siempre desde el palco y nunca en el terreno, salvo nos inviten.

Mientras tanto, la memoria histórica de nuestras heroínas debe ser prolongada por todos los que podemos acceder a un pedacito de la historia y creemos en esa visión de un mundo mas equitativo, donde las mujeres cumplen el mismo rol que los varones dentro de la sociedad, desterrando de nuestras conversaciones los encasillamientos y los dogmas, sean políticos o religiosos, que generan una discriminación. Las discusiones sobre lo natural o no, son propias de los biólogos, pero jamás deben considerarse en aseveraciones políticas o sociológicas, en este sentido, hace rato que terminó el siglo 19. Y la memoria colectiva nos muestra, que ese heroísmo que nos lleva a conmemorar el 27 de mayo como el Día de las Madres en Bolivia, siempre estuvo presente y que en cada negación de la equidad con el genero femenino estamos perpetuando la cobardía de Goyeneche y poniéndole un freno innecesario a lo inevitable.

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas