OpiniónSociedad

La educación en Bolivia, una prioridad que quedó en el olvido.

Nicolle Jessica Arce Monje

Médico cirujano

Escucha la noticia

Salud y educación, dos ámbitos indispensables pero olvidados al mismo tiempo, Bolivia no ha participado de evaluaciones internacionales de calidad educativa desde hace más de 20 años, por lo cual, no sabemos el estado actual del nivel de la educación. En las pruebas de aptitud académica realizadas en 1997, se observó que los estudiantes bolivianos lograron responder correctamente aproximadamente el 59% de las preguntas, pero este porcentaje disminuía radicalmente en grados superiores según fuente de UNESCO. Es muy importante conocer las fallas de nuestro sistema ya que Bolivia es el tercer país a nivel Latinoamérica con mayor porcentaje de repeticiones de curso, ¿cómo podemos trabajar en un problema del cual desconocemos las causas que lo mantienen?

Desde el 13 de Marzo del 2020, con el tercer caso de Covid19 en el país, se vio la necesidad de dar inicio a las clases virtuales en el país, desde entonces cientos de niños, niñas y adolescentes dejaron gradualmente el colegio debido a la imposibilidad de acceso a clases, esta situación se agrava, dependiendo del lugar de residencia, el factor calidad y cantidad de los que están activos influye de manera importante en la efectividad de la educación. La Constitución Política del Estado aprobada en 2009 declara el Internet como un servicio básico. Sin embargo, Bolivia cuenta con 11,59 millones de habitantes aproximadamente, de los cuales de un 69 por ciento, 65 por ciento, cuentan con acceso a una conexión fija o inalámbrica en la zona urbana, en comparación del 31 por ciento de la zona rural del cual solo un 7 por ciento se beneficia de la misma. La entrega de dispositivos digitales es dar solución a la ¨punta del iceberg¨ del problema, pero conocer los previos factores agravantes es vital.

El trabajo infantil, aproximadamente, el 16% de la población entre los 6-18 años se encuentra trabajando con y sin remuneración; entre los adolescentes, a predominio de los que viven el área rural y los indígenas tienen una mayor probabilidad de ingresar a edad temprana en el mercado de trabajo, afectando la continuidad de su educación formal. El embarazo en adolescentes, es el motivo principal de abandono de los estudios en las mujeres, la ausencia de educación sexual en los centros educativos, es determinante para el aumento gradual de esta causa, acompañada la violencia doméstica, la cual se vio incrementada desde el inicio de la pandemia por la cuarentena rígida debido a que muchas víctimas se vieron en obligación de estar encerrados con su agresor durante varios meses. Desde que comenzó a operar la línea de ayuda de la UNICEF Bolivia, desde el 1 de abril de 2020 hasta el mismo mes del siguiente año, se recibieron más de 32,379 llamadas y cerca del 40% fueron de niños, niñas y adolescentes, dando a conocer el incremento abismal de la violencia intrafamiliar desde el inicio de la pandemia.

Por otro lado, el 1 de febrero del 2022, el presidente Arce dijo en una conferencia desde la capital del país “Estamos rumbo a mejorar la calidad educativa y sabemos que tenemos que hacer un esfuerzo, este año vamos a superar los 2.500 ítems en todo el país para nuestros profesores”, anunció. Sin embargo comenzamos el año con padres protestando por falta de ítems para maestros, buscando reunirse con el Ministro de Educación, cada año los padres de familia pagan Bs 32 millones para cubrir los ítems faltantes en los colegios fiscales, según la denuncia plasmada en el periódico El Deber el mes de Febrero de 2022. En la ciudad de Cochabamba la situación no cambia mucho, hay más de dos mil profesores que son contratados por los mismos padres de familia a través de cuotas, en total faltan aproximadamente 4000 ítems en dicha ciudad. Otro problema importante, es que cada vez más maestros solicitan su jubilación, a diario, entre dos y tres profesores piden información para retirarse. Según los datos del magisterio, de 15 mil afiliados, unos 6 mil, son adultos mayores, de los cuales más de 2 mil ya se jubilaron durante la pandemia, uno de los principales factores que los lleva a tomar esta decisión es la tecnología a la cual no pudieron adaptarse, como también, las pocas garantías de bioseguridad ya que es el sector más vulnerable.

A consecuencia del encierro intermitente estos 2 años, los factores previos al Covid19 y los que surgieron a consecuencia de este mismo, están desencadenando un abandono preocupante de los estudiantes, desde el 2020 la tasa de deserción escolar del país subió al 20%, siendo una de las peores a nivel Latinoamérica. Es fundamental aprovechar la crisis que estamos viviendo para impulsar transformaciones que eran necesarias incluso antes de la pandemia, la reapertura efectiva de los centros educativos precisa decisiones importantes de parte de nuestras autoridades, pensando de manera conjunta en brindar soluciones a estudiantes, maestros y padres de familia. La educación se ve restringida hace muchos años, es momento de flexibilizar y promover su avance para un mejor desarrollo del país.

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Nicolle Jessica Arce Monje

Médico cirujano

Publicaciones relacionadas