OpiniónSociedad

Las respuestas sin preguntas, por Leticia Sáinz

Leticia Sáinz

Periodista

Escucha la noticia

Un emérito docente universitario, nos dijo una vez que el buen periodista preguntaba a su interlocutor exactamente lo que el público quería saber. No es esa la única medida del buen periodismo pero, sin duda, está en la base para apreciar el trabajo que hacen los medios. 

¿Los periodistas preguntan lo que queremos saber?, ¿dan respuestas a nuestras inquietudes sobre lo que pasará o el curso que tomarán las cosas en un país siempre tan dinámico?

Una mirada a la cobertura de dos temas de coyuntura nos puede dar algunas luces sobre esta situación. El primero, la violencia hacia las mujeres y, el segundo, los incendios en distintas partes del Departamento de Santa Cruz. 

Cuando la piel se estremece ante la noticia de otra mujer muerta a manos, generalmente, de su pareja, qué nos dicen los medios en general además de puntualizar el hecho mismo. ¿Cuáles son las causas de esto?, ¿cómo se pueden abordar en el tejido social?, ¿quién debe hacerlo?, ¿con qué herramientas que, obvio, no son solamente económicas?

La estadística señala que, en lo que va del año 2021, han muerto 67 mujeres. ¿Habían sueltos 67 sicópatas sin que nadie se entere?; la mayoría de ellas denunció, pidió auxilio, ayuda… eran “muertes anunciadas” como indica el inexorable camino de la violencia… 

¿Alguien puede recordar al menos 10 nombres de esas mujeres que dejaron vacíos inmensos que no se podrán llenar?, ¿quién hace el seguimiento de lo que quedó de la tragedia?.. que yo sepa, ningún medio se ha ocupado de estos temas… la cobertura acaba cuando un juez determina cárcel sin derecho a indulto (cuando lo hacen). Cero seguimiento a lo que pasa después… historias de vida las llama la sociología y de ellas se sacan conclusiones, prevenciones, lecciones aprendidas, en fin… 

El otro tema que atañe principalmente a Santa Cruz es el de los incendios. Se informan de las miles de hectáreas afectadas; algunas autoridades dan cuenta de las estrategias que se usan para combatir las llamas cada vez más altas y más agresivas, y se ha posicionado el hecho de que los bomberos y bomberas, son los héroes de nuestro tiempo y ya. Ahí concluye la forma de abordar el tema. 

¿Hay algún detenido por provocar estos desastres que llevará décadas reponer?, ¿alguien indaga por qué se producen? ¿estamos – otra vez – ante un grupo de desalmados que no tiene límites en su sociopatía para semejante destrucción? ¿hay alguna denuncia en las instancias correspondientes para, cuando menos, identificar a los culpables?, ¿por qué los bomberos y bomberas siguen siendo brigadas de voluntarios suicidas que no tienen los instrumentos mínimos para acompañar su sublime entrega?.. los incendios se producen todos los años y no podemos resolver estos temas.. ¿alguien pregunta por qué? O, en mayor profundidad, ¿por qué queman? ¿hay alguna razón valedera para hacerlo?, ¿han visto ustedes, amables lectores, alguna entrevista que busque estas respuestas?

Al igual que en la naturaleza perfecta, donde todo está inter relacionado, también lo está en la sociedad. Unos hechos llevan a otros, unos datos dan luz sobre otros.. es tarea de los medios juntar este rompecabezas y mostrar una realidad compacta, con causas y efectos. Se llama contextualizar las cosas. Muy pocos medios en verdad hacen este esfuerzo. Y coincidirán conmigo en que los escenarios no son solamente político partidarios porque, reitero, todo está relacionado. 

Y, como sabemos, todo comunica. Desde la vestimenta de las y los presentadores hasta el tamaño y ubicación de fotos y titulares en los periódicos. Y las redes también muestran una jerarquía de temas vinculados al interés que muestran los usuarios – por magia del algoritmo – 

Claramente, en los medios convencionales, se ha instalado la visión de lo que “vende” y lo que “no vende”. Por eso se explica que con más de 1 millón de hectáreas calcinadas y 67 mujeres muertas por ser mujeres, la foto de Messi llorando en su despedida del Barcelona, sea 10 veces más grande que la de un pedazo de tierra sin vida o de una familia abandonada por un crimen no esclarecido.

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Leticia Sáinz

Periodista

Publicaciones relacionadas