OpiniónPolítica

Prioridades progresistas (España)

Carlos Rodríguez Braun explica que no se puede financiar los estados modernos exclusivamente con el dinero de los millonarios, incluso si se les expropiara todo lo que poseen.

Escucha la noticia

Por Carlos Rodríguez Braun1

La dirigente de Unidas Podemos, doña Sofía Castañón, explicó hace un tiempo las prioridades de su formación durante este año, y señaló como “objetivo prioritario” revisar “a fondo” la política fiscal. No puedo estar más de acuerdo. Hay que revisar a fondo la Hacienda Pública. Lo malo, sin embargo, es que entre las prioridades de Podemos no figuran ni la teoría económica, ni la aritmética. Veamos.

La señora Castañón, según leí en El País, señaló que para ser “justa y progresiva” la política fiscal debe ser una “que baje un poco los impuestos a trabajadores, pymes y autónomos, y los aumente significativamente a las grandes fortunas y grandes corporaciones”. Resulta entrañable que haya confesado paladinamente que los progresistas de Podemos no quieren bajarle mucho los impuestos al pueblo trabajador, sino solo “un poco”. Pero el problema de teoría económica que padece doña Sofía, y que comparte con el populismo antiliberal, estriba en que cree que aumentar “significativamente” el castigo fiscal a los ricos y a las grandes empresas no tiene ninguna repercusión negativa sobre la clase trabajadora, lo que es insostenible.

Para colmo de males, la señora diputada precisó: “Nuestro objetivo no puede ser volver a 2019, sino construir un futuro distinto en el que la austeridad, los privilegios de los ricos y los recortes de los servicios públicos pasen por fin y de manera definitiva a la historia”. Dejemos de lado el hecho objetivo de que el gasto público no se redujo de manera apreciable en ningún país del mundo, y que la famosa “austeridad” es un camelo. Lo importante es que doña Sofía quiere aumentar dicho gasto todavía más. Y aquí tropieza con una segunda dificultad: la aritmética, que aún no ha sido abolida.

En efecto, si Podemos quiere más gasto público, ¿cómo espera financiarlo? El argumento de “los ricos” es insuficiente, porque no hay manera de financiar los onerosos Estados modernos con el dinero de los millonarios, ni siquiera expropiándoles todo lo que poseen. Lo de las grandes empresas es otra fábula, porque la incidencia fiscal demuestra que su tributación no es soportada por una minoría acaudalada sino por la gente corriente.

La conclusión es que la prioridad de Unidas Podemos es crujir fiscalmente a la mayoría de los trabajadores. Aún más. Este debe ser el famoso progresismo.

1es doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid y catedrático de Historia del Pensamiento Económico en la misma universidad. Aquí puede visitar su blog y su cuenta de Twitter es @rodriguezbraun.

*Este artículo fue publicado originalmente en fppchile.org el 17 de junio de 2022

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas