OpiniónSociedad

Relación de las enfermedades crónicas y la alimentación

Marcia Llobet

Nutricionista - dietista

Escucha la noticia

En la actualidad las enfermedades crónicas degenerativas constituyen uno de los mayores retos que enfrentan los sistemas de salud a nivel mundial.

Las enfermedades crónicas son fenómenos de muy lenta evolución en las cuales intervienen un número diverso de factores contribuyentes de tipo hereditario, ambiental y social. Siendo estas enfermedades uno de los mayores gastos económicos para la salud pública.

Entre las enfermedades crónicas más relevantes están: la diabetes mellitus tipo 2, obesidad, las enfermedades cardiovasculares, hipertensión, enfermedades cerebrovasculares y cáncer. 

Los factores de riesgo para llegar a un diagnóstico de estas enfermedades son relacionados con el estilo de vida, mal descanso, deficiencias nutricionales, carga genética, colesterol total por encima de los 200 mg/d, consumo de bebidas alcohólicas, tabaco y sedentarismo.

Muchas veces la obesidad desemboca a estas enfermedades, tener una mala alimentación una mala nutrición, la poca actividad física deriva a corto o largo plazo a una enfermedad crónica.

Es muy importante mejorar e implementar mayor educación nutricional a la población desde la infancia y hasta incluso la tercera edad, para poder realizar los cambios de hábitos alimenticios y mejorar así la salud común de las familias.

Es por eso que una buena alimentación no solo te garantiza tener salud sino también es una manera de prevenir enfermedades a la larga.

Como prevención te brindo los siguientes consejos: 

-Control de cantidades y de ingesta proteica.

-Eliminar grasas saturadas, azúcares y harinas refinadas de tu día a día. 

-Evitar el consumo de alimentos ultra procesados. 

-Incorporar fibra a tu alimentación. 

-Controlar tu ingesta de grasas buenas para nutrir tu cerebro.

-Incorporar a tu ingesta diaria frutas y verduras de 3-5 raciones diarias. 

-Eliminar el tabaco y las bebidas alcohólicas.

-Hidratación. 

-Ejercicio diario. 

La importancia de hacer ejercicio de fuerza en tu rutina diaria brindará una protección a tu salud de diferentes maneras: 

-Mejora la inflamación crónica.

-Aumenta el tejido adiposo marrón.

-Aumenta la oxidación de las grasas reduce la grasa visceral.

-Mejora la memoria y capacidad cognitiva.

-Mejora densidad ósea.

-Aumenta masa muscular. 

-Mejora sensibilidad a la insulina.

-Mejora perfil lipídico.

-Mejora tensión arterial. 

Recuerda que la mejor manera de cuidar tu salud es cuidando tu bienestar integral.

Realizando actividad física, cuidando tu alimentación comiendo y eligiendo alimentos que te nutran, descansando mejor y cuidando tu bienestar emocional. Son los pilares para una buena salud.

“Toma en cuenta la información brindada y ten una visión de salud preventiva más que curativa”.

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Marcia Llobet

Nutricionista - dietista

Publicaciones relacionadas