OpiniónPolítica

Agenda internacional: Alemania

ALEMANIA: Armin Laschet, Annalena Baerbock y Olaf Scholz quieren reemplazar a Angela Merkel, en el “Super año electoral”

Escucha la noticia

Por: Cornelia Schmidt Liermann1

La SPD, con 25% representado por Olaf Scholz, según resultados dados a conocer el martes por el Instituto demoscópico Forsa, se ha convertido en la fuerza política con más adeptos. A contramano, la oficialista CDU, con su candidato Armin Laschet,registra la peor intención de voto de su historia. Nunca antes los sondeos habían pronosticado una intención de voto inferior al 20%. El mismo Instituto midió quién era el candidato favorito, si hubieraelección directa (que por el sistema parlamentarista NO es posible en Alemania): Olaf (SPD) 30 %, Annalena (Los Verdes) un 15% y Armin un 9 %.

¿Esto implica que habrá canciller de la SPD? No, en absoluto, porque un resultado electoral negativo para la CDU no significa necesariamente que deje de ser el partido gobernante: Kohl perdió contra Strauss y logró ser ungido como canciller igual.

Los Verdes, con Annalena, a quien todos los analistas ven formando parte del próximo Ejecutivo, llegaron a liderar la intención de voto en abril, pero descendieron al 17%. Junto con los liberales del FDP, que se posicionan en el 13%, serán parte crucial en las negociaciones.

Lo que se pronostica, por lo tanto, es un agotamiento del bipartidismo, con final abierto. Y que el próximo Gobierno de Alemania será tripartito. Se presenta así un abanico de posibilidades como nunca, con negociaciones y sondeos que ya han comenzado y de las que seguramente, nosotros podríamos aprender.

Veamos: A Scholz solo no le alcanza. Y sabe que, si prescinde de los conservadores CDU/CSU, sería difícil lograr la aceptación ciudadana (amen a la falta de expertise económico / financiera). Un casamiento con los liberales, FDP, y con los Verdes, significaría para los primeros, desprenderse de gran parte de su agenda liberal (ej. baja de impuestos corporativos). Y para los ecologistas, implicaría asociarse con un partido (liberal) que busca instalar muchas medidas que ellos directamente combaten.

Por otra parte, el jefe de los liberales Christian Lidner, respeta y convive muy bien con Armin Laschet, ya que en Nordrhein Westfalen conforman gobierno desde 2017. Seguramente para el votante de la FDP, la pyme familiar, una repetición de lo que se denomina “Jamaica“ seria los más aplaudido: formar gobierno entre la CDU (negro), los Verdes y FDP (amarillo). Esto también podría conformar al votante Verde “promedio”, que no se siente cómodo con un posicionamiento demasiado a la izquierda. Defiende la economía social de mercado, el bienestar, pero busca mayor conciencia ambiental. Seguro es que Annalena no va a renunciar en avanzar hacia la neutralidad climática y habrá que ver hasta donde están dispuestos a ceder.

Algo tranquilizador es que los dos partidos más extremistas, tanto de derecha como de izquierda, no crecieron. Pero podrían jugar en este juego: el partido de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD) se mantiene en el 11% y La Linke (partido de extrema izquierda) conserva el 6%.

También podría ser, que encontremos a la CDU/CSU en la oposición: Pocos entienden cómo surgió un candidato tan tibio para el ala conservador. Claramente no fue “el” candidato de Angela. Entiendo que fue la “rosca política” la que catapultó a Armin Laschet como candidato. Porque a esta altura, el votante alemán, en especial el típico votante de centro de CDU/CSU hubiese preferido a otro político: Al jefe de la CSU, Markus Soeder. Así lo indica por ej que una reciente encuesta CIVEY encomendada por el diario del sur alemán Ausgburger Allegemeine, reflejó que un 70% verían con buenos ojos un reemplazo de candidato.

Finalmente, como suele pasar en las familias partidarias, tuvo que salir en socorro Angela Merkel. Se subió nuevamente al ring para frenar la debacle. Dibujando un imaginario peligroso por una posible unión de los partidos de izquierda, alertó en el Bundestag sobre “O Nosotros o la izquierda”. Acentuando que “No da lo mismo quién gobierne este país”. Indudable, ¡ya la estoy extrañando, Canciller Angela Merkel!

1Cornelia Schmidt Liermann es ex diputada de la Nación por la Ciudad de Buenos Aires, ex presidenta de la Comisión de RREE de la HCDN

*Este artículo fue publicado originalmente por la Revista Realidad el 12 de septiembre de 2021.

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas