Política

Primera controversia en la OEA entre Luis Almagro y Héctor Arce por el minuto de silencio por los hechos en Sacaba y Senkata

El representante boliviano dijo que el homenaje solicitado por el Secretario General de la OEA es una "impostura". ¿Habrá nuevos altercados?

Escucha la noticia

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió este miércoles ante el Consejo Permanente un minuto de silencio por las “masacres” en Senkata y Sacaba en 2019; el embajador de Bolivia ante ese organismo, Héctor Arce Zaconeta, reprochó la actitud y la calificó como una “gravísima impostura”.

Durante le sesión del Consejo Permanente de la OEA se dio la bienvenida al representante permanente de Bolivia, Arce Zaconeta. En esa instancia se generó una acalorada intervención de Almagro y Arce en torno a los hechos violentos ocurridos el 2019 en Bolivia y el informe que presentó la OEA sobre las elecciones anuladas de ese año.

“Yo quiero pedirle señor presidente, en este marco y ahora, un minuto de silencio para las víctimas de las masacres a la que ha hecho referencia el representante permanente de Bolivia de Sacaba y Senkata”, expresó Almagro. El pedido fue concedido y se guardó el minuto de silencio.

“Queremos justicia, queremos una investigación ajustada al estado de derecho democrático para las masacres que hubieron (sic) en Bolivia, todas las masacres; estos últimos y los anteriores también”, añadió el secretario general de la OEA.

Inmediatamente reaccionó Arce Zaconeta para reprochar a Almagro sobre el pedido de minuto de silencio “Sin afán de lastimar, ni perjudicar a nadie, sin hacer ninguna valoración personal, considero una gravísima impostura que una persona que ha defendido los informes que han causado la muerte de bolivianos inocentes, finalmente sea quien haya planteado un minuto de silencio”, apuntó.

Afirmó que la mejor muestra de respeto y de homenaje por las muertes del 2019 es que el secretario general de la OEA abra una investigación limpia y transparente, entregar los documentos solicitados y dejar que los países e instancias académicas pertinentes realicen la validación definitiva sobre el informe de la OEA del 2019.

Almagro defendió el informe electoral y señaló que no se escribió en base a inventos, sino que se realizó bajo la observación que las misiones cotejaron. “Las misiones de observación electoral, como las misiones de auditoría no inventan hechos, los observan y esos hechos observados fueron los que fueron plasmados en el informe”, subrayó.

Asimismo, manifestó que si se quiere realizar en Bolivia una investigación ajustada al estado de derecho democrático, “para las masacres que hubieron en Bolivia”, se debe investigar con amplitud y no dar “amnistía para unos y juicio para otros”.


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas