OpiniónPolítica

Reinventar los hechos, origina consecuencias no previstas, por Hugo Carvajal

Hugo Carvajal Donoso

Sociólogo. Vicepresidente de ACADEMIA

Escucha la noticia

Todo indica que la persona que aconsejó a Evo Morales reescribir los sucesos de octubre de 2019, es el mismo consejero que le impulsó a realizar el referendo del 21F de 2016. Quería aprovechar el impulso político de las elecciones generales en octubre de 2014. Ahora, de la misma manera, trata de beneficiarse del triunfo electoral del pasado año. Evo es fácil de convencer, está acostumbrado al “métanle nomás”, su estilo político radica en desconocer e ignorar los límites legales, despreciando los “frenos” institucionales del Estado. 

Otra vez el MAS se descontrola. Pierde noción de realidad, paradójicamente la amplia victoria los enceguece y vuelve torpes. Piensan que los atropellos a los que están acostumbrados de realizar en el país, pueden ejecutarlos a su antojo y capricho en el contexto internacional. Regresan como dueños del país, controlan todos los poderes estatales, pero en el mundo, los organismos e instituciones, exigen cumplir ciertos procedimientos y argumentar exhaustivamente las causas que  patrocinan los gobernantes.

Como el evismo está urgido de reposicionarse internacionalmente, la desesperación lo conduce a improvisar y con ello arrastra al gobierno de Arce al descredito. Hacen el ridículo acumulando varias derrotas y “traspiés” en organismos multilaterales e internacionales. Como no pueden sustentar que hubo un golpe de Estado en noviembre de 2019, recurren a hechos poco creíbles, inverosímiles a ojos de cualquier analista objetivo. Todos se percatan que el gran fraude en octubre de 2019 desea ser suprimido de la historia por otro relato de los acontecimientos. Pero no se puede, el caudillo cocalero no controla todo, hay testimonios incontestables, compromisos formales con la OEA, la Corte IDH, Unión Europea, y Naciones Unidas.

¿Puede ignorarlos por el momento? Es posible. ¿Puede desconocerlos? Quizás, mientras dure su poder hegemónico. Pero todo tiene un límite y el tiempo transcurre irremediablemente. Tarde o temprano deberán cumplirse los informes vinculantes y las resoluciones de los organismos multilaterales. Nadie olvida que la participación de la OEA fue solicitada por el caudillo del Chapare en 2019. Por lo tanto no hubo injerencia como mañosamente pretenden hacer creer los ministros díscolos, en su vergonzosa actuación en la sesión extraordinaria de la Organización de Estados Americanos efectuada en Washington. Las misiones de observación electoral de la OEA están presentes en el país desde que se recuperó la democracia. Y la auditoria a las elecciones fue requerida por Evo Morales en un agónico intento de aferrarse al poder. 

El 21 de octubre de 2021, el presidente Duque a nombre de la república de Colombia solicitó la opinión consultiva sobre la reelección presidencial a  la Corte IDH,  luego de un pormenorizado análisis, emitió un fallo señalando que la reelección presidencial indefinida no es un derecho humano. Este revés no solo afecta a Evo Morales, pone en tela de juicio  la probidad del Tribunal Constitucional, y coloca en serios aprietos las maniobras de reelección de los gobernantes que anhelan eternizarse en el poder.

 El gobierno transitorio constitucional de Jeanine Añez, solicitó la participación de la GIEI para investigar los lamentables sucesos de noviembre y diciembre de 2019. El fallo del Grupo interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) no es del agrado de  Evo Morales, debió alertar de sus consecuencias al presidente Luis Arce antes que lo reciba con bombos y platillos, aceptando sus conclusiones y comprometiéndose —pese a no tener atribuciones— a enjuiciar a todos los causantes de las muertes y violación a los derechos humanos. 

 Los dos mandatarios —Morales y Añez— en diferentes solicitudes, adquirieron un compromiso de Estado. Esto es ineludible. Es deber de los líderes políticos y sociales democráticos, y de los parlamentarios nacionales, conseguir que se implementen las recomendaciones y se acaten las pertinentes resoluciones emitidas.

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Hugo Carvajal Donoso

Sociólogo. Vicepresidente de ACADEMIA

Publicaciones relacionadas