Hecho y dichoPublico.bo

La operación retorno, la llamativa figuración en Perú y las tensiones internas: Evo Morales viene cumpliendo un plan bien diseñado

Un artículo de opinión, un editorial y un trabajo de reportería ponen sobre la mesa la estrategia de retorno al poder del jefe del MAS.

Escucha la noticia

Hugo Carvajal – Evo: un retorno planificado

El columnista de Púbico.bo Hugo Carvajal comienza su texto de opinión de este fin de semana sobre la “Operación Retorno” de Evo Morales con dos verdades indiscutibles: “En política nada sucede por casualidad” y “La improvisación no existe para las consultoras de asesoramiento y construcción de imagen política”. Y luego repasa uno por uno todos los pasos que dio el jefe del MAS desde su retorno por Villazón, al extremo sur del país en 2020, hasta su última puesta en escena, en la trasmisión de mando en Perú. Además, explica el aparato comunicacional que respalda esa estrategia enlistando a “radio Kawsachun Coca, (…) el periódico La Razón y las televisoras, periodistas y medios de comunicación cooptados por el masismo (y) las ‘plumas alquiladas’ para que divulguen en medios internacionales la popularidad del líder cocalero”.

Carvajal puntualiza que “la reconstrucción de imagen” comenzó en 2020 con la investigación de dos especialistas en integridad electoral del Instituto Técnico de Massachusetts (MIT).  “Lograron introducir en The Washington Post la noticia de que no hubo fraude electoral. Buscaron una repercusión internacional favorable para recuperar la alicaída imagen del dirigente chapareño”. Añade que el nuevo intento ocurrió con el “Grupo BISITE de Salamanca” que colabora/trabaja con empresas, universidades y centros de investigación. “Se recurre a un grupo y no a una institución de prestigio y experiencia en auditorías informáticas. Si querían actuar correctamente, tendrían que haber solicitado los servicios del Centro Criptológico Nacional (CCN-CERT) de España”.

El objetivo de ambos trabajos de investigación, según Carvajal, es liberar de culpas al expresidente porque “Evo necesita demostrar que continúa siendo un político con poder y futuro”. “Sabe que un político sin proyección, es un político acabado”. Y cierra su artículo de opinión haciendo referencia a otro elemento central en la estrategia de reposicionamiento: “la chequera”. “El país recaudó en catorce años más de 41 mil millones de dólares, solo en la producción y comercio de hidrocarburos. Este monto es un parámetro de lo que los operadores del establishment administraron y recolectaron, para emplearlos ahora en la: Operación Retorno”.

El Deber – Protagonismo de Evo Morales en Lima

El editorial del diario cruceño de este martes analiza la “llamativa figuración” de Evo Morales en la posesión del nuevo Presidente del Perú, relegando en al menos cuatro ocasiones al presidente boliviano Luis Arce. Circulan imágenes de Morales entre el Rey y los presidentes en el acto de juramento de Pedro Castillo, Morales en la foto oficial de los dignatarios de Estado que asistieron al evento, Morales en la recepción ofrecida por el nuevo gobierno peruano a los mandatarios invitados. Morales en un avión rumbo a la región de Ayacucho al lado de Castillo. “La gran duda que dejaron esas imágenes es si lo que ocurrió fue producto de errores del protocolo peruano, lo cual es poco probable: en un acto, es posible, ¿pero en cuatro?”, pregunta El Deber.

“Se entiende que los países amigos del anfitrión están formalmente representados por sus presidentes, y en el específico caso de Bolivia en el juramento de Pedro Castillo, el representante oficial de nuestro país era el presidente Luis Arce”, deja sentado el periódico de Santa Cruz por lo que siempre ocurre en ceremonias de traspaso de mando, acontecimientos históricos que consolidan las democracias de los países del continente. “Sin embargo, Arce pasó no solo inadvertido, sino relegado por el jefe de su partido en todos los actos donde el protocolo suele respetarse casi sagradamente”,

“¿Cuál es el mensaje que se quiso dar al mundo con ese protagonismo de Evo Morales por encima del presidente Luis Arce? ¿Es, como dicen las malas lenguas, para demostrar que Luis Arce es formalmente el presidente, pero que el que manda en Bolivia es en realidad Evo Morales? ¿O cuál fue la razón para relegar la figura del presidente de Bolivia?”, pregunta El Deber al finalizar su texto de opinión. Seguramente hay varias respuestas y muchas coincidirán en que no se trata de piruetas de figuretismo político, sino la demostración de que Morales nunca se fue y ahora va por el liderazgo continental del populismo de izquierda.

Página Siete – El MAS y las tres tensiones en torno a Evo

El periodista Pablo Peralta de Página Siete elaboró un interesante trabajo de recopilación de al menos tres tensiones políticas dentro del MAS y que tocan de una u otra manera a Evo Morales en la víspera del inicio del Congreso Orgánico del instrumento político. Las tensiones anotadas por Peralta y analizadas por Pedro Portugal, experto en descifrar cómo se hace política en sectores indígenas del país, pueden resolverse en el evento partidario o agudizarse después dependiendo de quién comience a perfilarse como candidato del MAS para las próximas elecciones presidenciales, es decir Evo Morales o David Choquehuanca, hasta el momento.

Veamos las tensiones alrededor descritas por el periodista de Página Siete. “El primer punto de tensión tiene que ver con quienes piden “renovación” en el MAS y los llamados evistas, que incluso llegaron a tildar a aquellos como ‘títeres manejados’ o ‘peones de la derecha’”. “El segundo punto de tensión está relacionado con la postura que asumieron algunas autoridades del gobierno de Luis Arce, quienes piensan que ‘hablar de golpe es lavar la imagen de Evo’, según reveló el propio Morales, cuando fustigó ese tipo de posiciones al interior del oficialismo”. “El tercer punto de tensión tiene que ver con quienes ven al expresidente como su líder indiscutible e histórico, pero cuestionan a su entorno”.

Peralta entrevistó a Portugal, además de dirigentes del MAS, y el analista político sostuvo que se tratan de “tensiones de liderazgos entre por un lado la visión de Evo Morales y la gente que estuvo con él y que ahora está desplazada del poder, el actual entorno que se creó alrededor del presidente Arce, y las ambiciones declaradas de David Choquehuanca”. “Todo esto se focaliza –agregó Portugal- en ¿quién va a ser el próximo candidato del MAS? Parecería que todavía falta bastante tiempo, pero es con esta antelación que se van ubicando las piezas en esta confrontación”.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas