DeFrente
Tendencia

Claudia Paccieri: “La conciliación y el arbitraje son herramientas eficientes para resolver las controversias”

Claudia Paccieri habló sobre el servicio que brinda un Centro de Conciliación y Arbitraje Comercial, los beneficios de estos mecanismos en el medio empresarial y los avances en la resolución de conflictos en el país.

Escucha la noticia

Paccieri es abogada, licenciada por la Universidad Privada de Santa Cruz (UPSA), con un máster en desarrollo internacional y políticas públicas, y especialidad en gestión y economía por Duke University (EEUU). Se formó como conciliadora en la Cámara de Comercio de Bogotá (Colombia). Actualmente, es directora del Centro de Conciliación y Arbitraje Comercial de CAINCO.

“Son más de 10 años a cargo del Centro, en los que el arbitraje y la conciliación han crecido enormemente, impactando en la comunidad empresarial como una herramienta eficiente para resolver las controversias. La primera ley de conciliación y arbitraje en Bolivia es de 1997, creada a instancias de las cámaras, especialmente de CAINCO, y desde el 2015 está vigente la nueva ley 708. El empresariado ha hecho suya la opción del arbitraje, como la mejor manera posible de resolver controversias con eficacia legal, costos económicos reducidos y con especialidad”, señaló.

Paccieri dijo que se trata de mecanismos alternativos a la vía judicial, mediante la “voluntad que las partes plasman en la cláusula arbitral dentro de un contrato. En la conciliación hay un tercero imparcial que es el conciliador, encargado de guiarlos metodológicamente, pero son las partes las que hacen la negociación. El acuerdo se ve reflejado en un acta de conciliación con calidad de cosa juzgada, que va a tener una eficacia jurídica”.

Sobre el arbitraje, indicó que es “como un mini-juicio, con todas las etapas procesales pero que no admite incidentes. Hay un tribunal arbitral especializado que va a dirimir con un fallo vinculante sin apelaciones. El empresario no quiere dilatar la resolución por un costo de oportunidad en tiempo, recursos y personas. El laudo arbitral es efectivo y hay muy pocas anulaciones”.

La experta precisó que la conciliación y el arbitraje son aplicables a “todos los conflictos sobre derechos disponibles o patrimoniales” y que “hay temas que la ley excluye, como el estado civil de las personas o las competencias del Estado sobre los recursos naturales”.

“En una primera fase, el Centro de CAINCO se concentró en la promoción de estos mecanismos, porque no se los conocía. Ahora, el servicio del Centro es la administración de los casos. Es un medio que pone al alcance de las partes prestigio, economía procesal, soluciones institucionales y la nómina de árbitros, que son designados por las partes de una lista cerrada”, detalló.

Paccieri dijo que durante la pandemia se llegó a un récord de casos, por la interrupción de plazos en el normal desenvolvimiento de los contratos, y que ha sido “una señal de madurez del empresariado elegir la vía arbitral”.

La experta añadió que los mecanismos de arbitraje también pueden usarse para resolver problemas de agencia al interior de una empresa, como las “tensiones naturales entre accionistas y administradores. Esto se está solucionando a través de planes de buen gobierno corporativo”.


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas