DeFrenteSociedad
Tendencia

Iván Velásquez: “De cara al Bicentenario, Bolivia necesita una visión de conjunto y de largo plazo”

Iván Velásquez habló sobre la publicación “Un amor desenfrenado por la libertad. Antología de la historia política de Bolivia”, los principales temas, contenidos y ensayos en este proyecto de investigación impulsado por la Fundación Konrad Adenauer (KAS) en nuestro país.

Escucha la noticia

Velásquez es doctor en economía y coordinador de programas de las KAS en Bolivia, además de uno de los principales coautores e impulsor de este proyecto.

“La idea de la publicación es hacer una pausa en el camino, de cara al Bicentenario de la fundación de Bolivia, tratar de hacer una evaluación de los temas más importantes que hacen al desarrollo del país. No sólo de manera general sino también particular, sobre el desarrollo de las regiones”, señaló.

El investigador recordó que, cuando a Simón Bolívar le preguntaron qué era Bolivia, dijo: “Un amor desenfrenado por la libertad”. Esta frase motivó el título para esta publicación, que recoge 35 miradas, tanto nacionales como de investigadores internacionales.

“En una visión de conjunto, en 195 años los ejes de Bolivia son la inestabilidad y la conflictividad, que afectan al crecimiento y el desarrollo. Eso nos rezaga en términos de corto y mediano plazo. También la precaria institucionalidad hace que no podamos cumplir con objetivos como reducir la pobreza, o mejorar la salud y la educación. Son elementos asociados a una precariedad democrática”, subrayó.

Velásquez dijo que en el 2018, la KAS presentó “Un siglo de economía en Bolivia”, donde se vio que “detrás del rezago económico habían aspectos sociales y políticos que debían analizarse”, dando pie a la necesidad del estudio presentado en la actualidad.

“Nos planteamos una visión de largo alcance, identificar cómo se han construido el Estado y la sociedad. En Santa Cruz vemos heterogeneidades y asimetrías, con una fuerte inversión privada, pero las entidades públicas subnacionales no han tenido la musculatura para corresponder a ese esfuerzo del empresariado. En el balance de casi 200 años, hay un país dividido en amigo-enemigo y frente a eso planteamos la necesidad de una visión de conjunto, de ver lo complementario, lo propositivo y un proyecto en el largo plazo”, comentó.

Dijo que en la matriz de investigación se analizó “el tema de las élites, de la estratificación social”, así como los recursos naturales, tenencia de la tierra, ciudadanía y territorio, luchas irresueltas, discriminación y polarización.

“Hay que debatir el modelo de desarrollo, porque ha primado la explotación de recursos naturales como la minería y el gas, que no generan empleo, y necesitamos un modelo alternativo con apoyo al sector privado”, señaló, recordando que en su historia el país ha priorizado “tres productos: plata, estaño y gas, muy sensibles a variaciones de precios internacionales, con bonanzas pero con más decepciones. Hay que ver alternativas a esta maldición de los recursos naturales. Que serían una bendición si mejoraran la salud y la educación, pero el resultado ha sido el despilfarro”.

Velásquez remarcó que las instituciones sólidas y fuertes generan desarrollo y esto “es una debilidad palpable de Bolivia. Es un país con alta heterogeneidad territorial. La Paz, Santa Cruz y Cochabamba concentran el 79% de la población en Bolivia, pero las ciudades intermedias tienen muchas necesidades básicas insatisfechas”.

“En 2025 cumplimos dos siglos de vida y debería ser momento de parar para analizar lo importante, no lo urgente. Un momento de reflexión para entender lo complejo y lo característico de Bolivia. Para mirar en perspectiva las alternativas de desarrollo, las debilidades estructurales, la falta de movilidad social”, indicó.

El economista recomendó apostar porque Santa Cruz y su empresariado “se vuelvan los líderes del desarrollo económico nacional. Se necesitan políticas públicas que sean complementarias al desarrollo del sector privado, pero el gobierno nacional está divorciado de las iniciativas privadas”.

Añadió que el libro está disponible en versión digital en las redes sociales de la Fundación Konrad Adenauer en Bolivia.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas