EconomíaOpinión

Las Reservas Internacionales

Juan Antonio Morales

Economista, profesor emérito de la Universidad Católica Boliviana

Escucha la noticia

El Fondo Monetario Internacional define a las reservas internacionales como “activos externos rápidamente disponibles para las autoridades monetarias y controlados por ellas para encarar las necesidades de financiamiento de la balanza de pagos, para intervenir en el mercado cambiario que pueden afectar el tipo de cambio y para otros propósitos que están relacionados a éste” (IMF, 2009). Tienen también un papel en mantener la confianza en la moneda nacional y en la economía, y sirven frecuentemente de criterio para obtener créditos externos.

Las Reservas Internacionales se componen convencionalmente de oro monetario, divisas, derechos especiales de giro (DEGs) y de otros activos externos suficientemente líquidos. A las Reservas Internacionales se les deduce las deudas externas, con vencimiento dentro del año para obtener las Reservas Internacionales Netas (RIN).

Las RIN en oro no están rápidamente disponibles para las autoridades monetarias de nuestro país por razones legales, que tienen que ver con el artículo 16 de la ley del BCB. Más pedestremente, su venta podría causar desasosiego en el público, desestabilizando expectativas acerca del mantenimiento del tipo de cambio, así como muchas dificultades políticas

Las RIN, contrariamente a lo que cree a veces el público, no son solamente billetes y monedas de dólar o lingotes de oro, sino que se las invierte en activos que pueden ser transados rápidamente en los mercados cambiarios y financieros. El BCB sigue, desde hace varias décadas, la política de invertir las RIN en activos externos 1) seguros (es decir de bajo riesgo); 2) líquidos (es decir, que pueden ser convertidos rápidamente y a muy bajo costo en medios de pago) y 3) que produzcan el mejor rendimiento. Las inversiones, salvo excepción, se realizan en países con alta calificación crediticia y con monedas “duras”.

Las RIN tienen también una función de autoseguro para la economía, que pudiese sufrir shocks externos negativos. Constituyen el colchón de amortiguación de caídas de ingresos o gastos internacionales no previstos. Mantener RIN es empero costoso porque por ser activos de bajo riesgo y muy líquidos, sus rendimientos son muy bajos. A veces los países contraen créditos para fortalecer sus reservas a tasas de mercado mucho más altas que lo que se gana con ellas, incurriendo en costos explícitos; pero los costos implícitos o costos de oportunidad son también importantes, porque las RIN, podrían tener rendimientos más altos en utilizaciones alternativas, por ejemplo, en inversiones de largo plazo, aunque asumiendo mayor riesgo y siendo menos líquidos.

Es un tema de controversia la determinación de la cantidad óptima de reservas, justamente porque hay ventajas y costos. No disponer de ellas, especialmente en sistemas de tipo de cambio fijo, como es el nuestro, puede ser muy costoso para la economía; tenerlas en exceso es también costoso por sus bajos rendimientos. El fuerte crecimiento mundial de las RIN ha hecho bajar los rendimientos, como lo hace notar The Economist (05-02-2022).

Dependiendo de los países y del grado de su desarrollo financiero se utilizan varias métricas para evaluar su suficiencia. En los países de más bajo desarrollo financiero un criterio convencional es que las RIN deben cubrir por lo menos 3 meses de importaciones. En países con mayor integración con los mercados internacionales de capital, el criterio es de que las RIN deben ser suficientes para cubrir los vencimientos a corto plazo de deuda externa (sea ésta a su vez de corto plazo o de largo plazo). Un criterio independiente del grado de desarrollo financiero, es el de RIN a PIB.

En el país las RIN, han estado cayendo sistemáticamente desde fines del 2014. Con información del BCB al 28 de enero, las RIN alcanzaban a 4.511 millones de USD (un poco menos de 12% del PIB) y, excluyendo el oro, eran de 2.032 millones de USD (6% del PIB).

Con la métrica de RIN/PIB estaríamos desguarnecidos, 12% es bajo para países con tipo de cambio fijo. A esto hay que añadir vencimientos de bonos soberanos por USD 500 millones para este año, los que están empero en curso de reestructuración. Si ella no es exitosa, la situación de las RIN puede agravarse. 

.*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

89% LikesVS
11% Dislikes

Juan Antonio Morales

Economista, profesor emérito de la Universidad Católica Boliviana

Publicaciones relacionadas