EconomíaOpinión

Santa Cruz una potencial Smart City, por Maria Victoria Rosales

Maria Victoria Rosales Pelleschi

Abogada, Magíster en Análisis Económico del derecho, especialista en global compliance, smart cities y comercio electrónico.

Escucha la noticia

Santa Cruz se encuentra en constante crecimiento y todos los bolivianos somos plenamente conscientes de ello. Para el 2021 se tiene previsto que la ciudad llegará a los casi 2 millones de habitantes y de acuerdo a las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) para el año 2019, el Producto Interno Bruto Nominal (PIB) llegó a 12.185 millones de dólares de los Estados Unidos de América.  Estamos frente a una inminente potencia.

Lo cierto es que ciudad de los anillos se ha presentado como la ciudad líder en el país a pesar de bruscos cambios políticos, crisis económicas y temporadas de inestabilidad a nivel nacional y departamental. 

Las nuevas autoridades han planteado y planificado estrategias para la reactivación económica a nivel local tales como la presentación de proyectos de leyes municipales y departamentales de Asociaciones Público-Privadas, el fomento de la empresa privada y demás. Sin embargo, podríamos ir un paso más allá y apuntar al futuro mundial y convertir esta ciudad pujante en algo más que un gran lugar para establecerse, crecer y cumplir el “sueño boliviano”. 

Las ciudades inteligentes o Smart Cities, son espacios que utilizan las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC)1 y otros elementos para mejorar la eficiencia de las operaciones, prestación de servicios básicos, etc.2 Son ciudades que garantizan la gestión inteligente para el transporte público, el manejo de desechos, la promoción de su turismo y demás. La tecnología juega un papel fundamental ya que se busca digitalizar y crear una base de datos importante para la optimización de recursos.  De acuerdo al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) este tipo de ciudades tienen las siguientes características: Son sostenibles, son inclusivas y transparentes, generan riquezas y están pensadas por y para los ciudadanos.3 Algunas de las ciudades inteligentes más importantes y con mejores resultados a nivel mundial son Nueva York, París, Tokio, Toronto, entre otras. Pero si no queremos alzar nuestros ojos tan lejos, en Latinoamérica también existen ejemplos como Medellín, Curitiba y Montevideo. No es imposible, se puede lograr. Pero, la pregunta que seguramente te estarás planeando es ¿cómo Santa Cruz puede convertirse en una ciudad inteligente? Son varios los puntos en los que debemos trabajar.  

En primer lugar, mejorar la conectividad y el uso de las tecnologías. El internet boliviano se encuentra en los peores lugares a nivel Latinoamérica y no solo eso, está en el ranking top de los más caros. Nuestras autoridades deben buscar realizar convenios a nivel nacional para mejorar la calidad del servicio (ya que las tecnologías son competencia del nivel central de gobierno). Estos convenios deben ser llevados a cabo con el empresariado privado y las telefonías. Pero para eso también se deben mejorar las relaciones dañadas entre el empresariado cruceño y el nivel central. Nuestras autoridades locales tienen el poder para buscar mejoras con las herramientas indicadas. Santa Cruz puede firmar convenios independientes para el mejoramiento de la calidad del servicio a nivel departamental y municipal. Este punto no solo contribuirá en que Santa Cruz se convierta en punta de lanza de conexión, sino que se mejorará la calidad del estudio para los universitarios y escolares y se implementarán mejores procesos con todas las personas que tengan contacto con un teléfono celular o computadora. 

Como segundo lugar se debe mejorar la movilidad inteligente a través de la promoción del uso de medios de transporte alternativos como motocicletas eléctricas o autos solares. Esto va directamente relacionado con la gestión de los espacios de parqueo para dichos vehículos y centros de carga exclusivos. Con una mano se ceden e impulsan espacios públicos, pero por otra, se genera una inversión privada importante. Este es un punto vital. ¿Por qué no soñar con autobuses, taxis y el famoso BTR con utilización de energías renovables? ¿Por qué no pensar en una Santa Cruz menos congestionada sin la necesidad de la prohibición de circulación por placas o demás, sino por plena voluntad de los ciudadanos? ¿Entendemos acaso el impacto positivo en nuestros niveles de contaminación para preservar el cielo más puro de América? 

Un punto interesante es la gestión ambiental adecuada. El tratamiento de los desechos, la gestión correcta de emisiones de CO2 de las fábricas, el adecuado uso de servicios sanitarios y demás es de vital importancia. Todo fomenta el crecimiento económico, todo genera la promoción del trabajo a nivel departamental. Si se promulgan leyes que fomenten al empresariado a la incursión de este tipo de tecnologías, es 100% seguro que se fomentará la inversión privada. 

Como cuarto punto fundamental es el mejoramiento de los sistemas de seguridad gracias a la big data. La gestión y control de la seguridad de cada uno de los ciudadanos, mejoramiento de alumbrado público y la contratación de personal adecuado, mejorará abismalmente la calidad de vida de los cruceños. La seguridad es un punto vital para que el ciudadano se encuentre empoderado con su ciudad. 

Pero ¿qué beneficios tendríamos? Lo principal es que se combina en un solo modelo la protección del medio ambiente, la eficiencia energética y la rentabilidad económica. No vamos solo por un camino, combinamos todos. Por un lado, protegemos el medio ambiente del que Santa Cruz tiene mucho para ofrecer en flora y fauna y, por otro lado, se estimulan empresas privadas en toda la cadena productiva. Por ende, se generan más trabajos y la economía se reactiva después de un ocaso post-pandémico. Otro punto importante a tocar es que el turismo puede ser altamente fomentado ya que Santa Cruz se encontraría en el top de las ciudades inteligentes con mayor crecimiento económico. Santa Cruz actualmente tiene uno de los aeropuertos internacionales del país y es la puerta de entrada más común a Bolivia. Si posicionamos a la ciudad como “verde e inteligente” el turismo puede ser estimulado gracias a aerolíneas, empresas de eco-turismo, apertura de centros verdes, etc. Esto es un win-win. Ganamos todos. 

Lo cierto es que hay mucho por proponer y hacer, pero lo importante es soñar y planificar de acuerdo a los movimientos mundiales. Santa Cruz lo tiene todo y hace que bolivianos y extranjeros migren con fuerza a la ciudad, se sientan como en casa y apuesten por ella.  Demos un paso más, construyamos una ciudad aún más grande y prometedora. Creemos a la Santa Cruz inteligente. 


1 Las tecnologías de la información y comunicación (TIC) son el resultado de poner en interacción la informática y las telecomunicaciones. Todo, con el fin de mejorar el procesamiento, almacenamiento y transmisión de la información.- Ref: https://economipedia.com/definiciones/tecnologias-de-la-informacion-y-comunicacion-tic.html

2 https://publications.iadb.org/publications/spanish/document/La-ruta-hacia-las-smart-cities-Migrando-de-una-gesti%C3%B3n-tradicional-a-la-ciudad-inteligente.pdf

3 https://conexionintal.iadb.org/2018/11/27/267_e_ideas6/

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Maria Victoria Rosales Pelleschi

Abogada, Magíster en Análisis Económico del derecho, especialista en global compliance, smart cities y comercio electrónico.

Publicaciones relacionadas