EmpresaOpinión

Cómo una empresaria en el campo de la educación está transformando la educación de refugiados

La propia Luma Mufleh, inmigrante, decidió pasar a la acción creando la primera escuela estadounidense diseñada específicamente para atender las distintas necesidades de niños refugiados e inmigrantes

Escucha la noticia

Por Kerry McDonald1

Como tantos otros emprendedores, Luma Mufleh vio un problema y creó una solución. En 2004, cuando empezó a entrenar a un equipo de fútbol de jóvenes refugiados en los suburbios de Atlanta, pronto descubrió que las escuelas públicas locales a las que asistían les estaban fallando. Pasaban al siguiente grado sin saber leer y escribir y sin poder dominar los contenidos académicos que se les presentaban. También tenían problemas sociales.

«Los estudiantes eran acosados y se burlaban de ellos por sus nombres o por el hecho de no saber nada. Era muy duro de ver», me dijo durante el episodio del Podcast LiberatED de esta semana.

Mufleh, una inmigrante que creció en Jordania y es hija y nieta de refugiados sirios, decidió actuar creando la primera escuela estadounidense diseñada específicamente para las distintas necesidades de los niños refugiados e inmigrantes. En 2007, puso en marcha la Academia Fugees como escuela privada gratuita con seis alumnos refugiados y un profesor en el sótano de una iglesia de Clarkston (Georgia). La primera Fugees creció rápidamente, se convirtió en una escuela privada acreditada y ahora funciona como una escuela chárter en Georgia.

En 2018, Mufleh amplió la Academia Fugees abriendo una segunda sede en Columbus, Ohio. Allí, los estudiantes refugiados e inmigrantes asisten con matrícula gratuita a través del programa de vales educativos del Estado. «No existiríamos sin la elección de escuela», dice Mufleh, explicando durante nuestra conversación que las políticas de elección de escuela deberían simplificarse para hacerlas más accesibles a más estudiantes.

En el nuevo e impactante libro de Mufleh, Learning America: La lucha de una mujer por la justicia educativa para los niños refugiados, detalla su historia personal al llegar a Estados Unidos, conectar por casualidad con niños refugiados y abrazar el espíritu emprendedor estadounidense. Escribe:

«Nunca hubo un gran plan. No hubo un momento en el que pensara: esto es lo que hago ahora; dirijo una escuela para refugiados. Vi a los niños privados de educación, a las familias luchando a pesar de sus codiciados domicilios estadounidenses, e hice lo que pude para mejorar sus vidas. Ninguna escuela que encontré tenía en cuenta las necesidades especializadas de mi comunidad. Era más fácil y más eficaz hacerlo yo misma. Había crecido en una cultura tan asfixiante y restrictiva. En Estados Unidos, la libertad que tenía para solucionar el problema que veía delante de mí era un privilegio irresistible».

Mufleh tiene un consejo para otros futuros empresarios de la educación que estén pensando en empezar. «Háganlo», insta en el podcast de esta semana. «Hay problemas. No podemos dedicar tiempo a pensar, pensar y pensar demasiado. A veces la solución más sencilla está justo delante de ti».


1es Senior Education Fellow en FEE y presentador del podcast semanal LiberatED . También es autora de Unschooled: Raising Curious, Well-Educated Children Outside the Conventional Classroom (Chicago Review Press, 2019),  académica adjunta en el Instituto Cato y  colaboradora habitual de Forbes .

*Este artículo fue publicado originalmente en panampost.com el 17 de junio de 2022

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas