Hecho y dichoPublico.bo

¿Qué opinan periódicos importantes de Bolivia sobre la guerra en Ucrania?: aquí un resumen de sus editoriales de este viernes

Los Tiempos, Página Siete y El Deber analizan los antecedentes y consecuencias de la invasión.

Escucha la noticia

El imperialismo de Putin – Los Tiempos

El diario de Cochabamba editorializa este viernes sobre la “deplorable” invasión rusa a Ucrania, pero hace hincapié en las intenciones geopolíticas de Vladimir Putin de quien afirma que “esconde su inclinación autoritaria bajo el discurso de recuperar la grandeza de la extinta URSS y la vocación imperial de Rusia”. Afirma que bajo los componentes de un “recalcitrante nacionalismo, Putin trata de erigirse como una alternativa global al sistema democrático, lo cual ha despertado adhesiones en un grupo de mandatarios (latinoamericanos) que lo quisieran emular y que también buscan el ejercicio a toda costa de un poder sin alternancia”.

Recordando que Putin fue agente del servicio de espionaje ruso, la KGB, Los Tiempos recoge el agresivo discurso del presidente ruso para mostrar hasta dónde está dispuesto a llegar con la invasión a Ucrania, y que, según él, “nunca tuvo tradición de Estado genuino”, es un país “creado” por Rusia y que le fue “robado” tras el colapso de la Unión de Repúblicas Socialistas. Puntualiza, además, lo que parece ser una sentencia anticipada de Putin no solo a Ucrania. “Les dimos a estas repúblicas el derecho a salir de la Unión sin términos ni condiciones. Eso fue una locura”.

Luego de recordar el argumento deleznable de Putin para ejecutar la “operación militar” en Ucrania en sentido de que no se busca la “ocupación”, sino “una desmilitarización y una desnazificación”, Los Tiempos afirma que eso de la “desnazificación” no se sostiene, porque se sabe que el presidente ucraniano Volodímir Zelenski es de una familia judía. El editorial concluye criticando la posición del gobierno boliviano de no condenar la invasión rusa y señala que eso “revela la orientación ideológica y pragmática del Ejecutivo, que está alineado con países como Cuba, Venezuela y Nicaragua”.

Una guerra que no se quiso evitar – Página Siete

Su editorial de este viernes lanza una certeza. Ninguno de los actores involucrados en la guerra en Ucrania apostó realmente por la paz y repasa los antecedentes históricos de esa situación.  Las disputas de sus vecinos por su control desde antes de la Revolución Rusa, las limpiezas étnicas y la represión a los movimientos nacionalistas en la época de la Unión Soviética, los intereses opuestos luego de convertirse en Estado independiente en 1991, el haber anexado Crimea a Rusia en 2014, la protestas por independencia de Lugansk y Donetsk y la guerra del Donbás.

Siguiendo con el necesario repaso histórico, el editorial recuerda que las tropas ucranianas consiguieron recuperar la mayor parte del territorio ocupado por separatistas con el acuerdo de Minsk a finales de 2014, Ucrania siguió un proceso de democratización inclinado a la OTAN, firmó un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea en julio de 2016, la OTAN reforzó su presencia militar en Europa del Este y la alarma aumentó con informes de que Estados Unidos podría enviar tropas adicionales a la región. En junio de 2021, la flota rusa realizó disparos de advertencia contra un destructor británico en ese lugar.

“Las cartas estaban echadas”, asegura Página Siete. Vladimir Putin completó el juego con la acusación a Ucrania ser un país que “nunca tuvo una tradición de Estado genuino”, el reconocimiento de Donetsk y Luhansk como “repúblicas populares”, la invasión a territorio ucraniano desde tres lados y la amenaza de Putin de “consecuencias que nunca ha experimentado en su historia” a quien intente interferir con el plan ruso. ”Es de esperar que el conflicto discurra hacia vías de diálogos en que quizás todos pierdan, pero que nadie se sienta totalmente derrotado. Ucrania debe tener la soberanía para decidir sobre su futuro, sin que Rusia ni Occidente represente una presión para inclinarla a uno u otro lado. Es difícil, sobre todo si se juegan protagonismos y liderazgos políticos, pero es definitivamente lo único deseable para la humanidad”, finaliza el editorial.

La guerra ha comenzado – El Deber

Para el editorial del diario cruceño, lo que sucede en Ucrania puede derivar en una “guerra global de potencias (…), la más grande desde el fin de la Segunda Guerra Mundial en 1945” tras la advertencia de Vladimir Putin con algo así como un “estoy invadiendo Ucrania y es mejor que nadie se meta”. Putin dijo que los ataques se realizan con alta precisión, lo cual no suele ser verdad porque siempre hay víctimas inocentes, que no son necesariamente puestos militares ni soldados. Y es que Putin no se resigna a que Ucrania pueda continuar siendo un país libre y que decida por su cuenta el futuro que mejor le parezca, afirma el editorial.

El Deber marca como una de las principales razones de la invasión rusa la mayor cercanía de Ucrania con los países de Occidente y su intención de ingresar a la OTAN como ya lo hicieron Lituania, Letonia y Estonia. “A Moscú no le hace ninguna gracia que también Ucrania pase a formar parte de ese bloque occidental porque entiende que podría perder hegemonía y control geoestratégico en esa parte de Europa”. Además, sostiene que la reacción de Occidente de aplicar sanciones económicas nunca antes conocidas no frenó la ofensiva rusa. Y la respuesta del Presidente de Ucrania, “valiente en las palabras, aunque probablemente débil en las acciones militares”, no ha detenido los ataques que se enrumban hacia Kiev, la capital.

“La guerra traerá muerte, destrucción y más pobreza, como toda guerra; y provocará daños que suelen llamarse colaterales, pero que en los hechos son igual de trágicos que las muertes”, afirma El Deber que anticipa, por ejemplo, olas migratorias incontenibles, ciberataques de Rusia y campañas de desinformación del Kremlin. “… la guerra es el fracaso de los hombres y de su capacidad de entenderse; y es la victoria de la aberración, del negocio de las armas y de mentes enfermas a las que no les importa la vida de las personas si eso les ayuda a mantenerse en el poder”, concluye el editorial del periódico de Santa Cruz.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas