Internacional

Periódico El Tiempo informa la muerte de “El Paisa”, jefe la disidencia de las FARC, en Venezuela

El Gobierno colombiano no dará por muerto a Velásquez hasta ver su cuerpo sin vida.

Escucha la noticia

El periódico El Tiempo de Bogotá informó este lunes que altísimas fuentes oficiales le confirmaron que conocieron la información de un ataque contra Hernán Darío Velásquez, alias “El Paisa”, jefe de la disidencia de las FARC conocida como ‘Segunda Marquetalia’. Esas mismas fuentes reiteraron que el Estado colombiano no tuvo nada que ver con esa operación.

Los hechos se registraron en el estado de Apure, en Venezuela. La hipótesis desde Venezuela es que el ataque, del que no se conocen muchos detalles, pudo ser perpetrado por las disidencias del frente décimo de las Farc, con las que la ‘Segunda Marquetalia’ mantiene una guerra territorial tanto en Colombia como en Venezuela por temas relacionados con el narcotráfico.

“El Paisa”, quien llegó a ser considerado como uno de los más ‘sanguinarios’ jefes de la otrora guerrilla de las Farc, se alejó del proceso de paz en 2018 y no se supo más de su paradero hasta que reapareció en un video con ‘Iván Márquez’ y  ‘Jesús Santrich’, en agosto de 2019, anunciando la creación de la ‘Segunda Marquetalia’.

De acuerdo con las autoridades, este grupo de disidentes se refugia en territorio venezolano y desde allí coordinan el envío de toneladas de cocaína hacia Centroamérica.

De acuerdo con las fuentes de inteligencia venezolanas, “El Paisa” murió en medio de ráfagas de fusil y se desconoce por el momento si hay más muertos o heridos. El sitio del ataque contra el jefe guerrillero fue muy cerca a la frontera con Arauca y Vichada, en Colombia.

Sin embargo, en Colombia no se tiene información sobre los hechos que habrían rodeado la muerte de “El Paisa” debido a que desde hace 6 años no hay relaciones diplomáticas entre los dos países y, por ende, las autoridades no se cruzan información.

De hecho, por el momento las autoridades colombianas no darán por muerto a Velásquez hasta que no haya un reconocimiento del cuerpo que permita confirmar sin lugar a dudas su identidad.

“El Paisa” tiene varias órdenes de captura, incluidas solicitudes con circular roja de Interpol, y múltiples condenas de la justicia ordinaria por delitos como homicidios, desplazamientos forzados, atentados, entre otros.

Aunque aún no se conocen muchos detalles de las circunstancias que rodearon la muerte de Velásquez, de lo que se ha sabido parece haber sido muy similar a lo ocurrido con ‘Jesús Santrich’  en mayo de este año.

De hecho, según las altas fuentes colombianas, el grupo que habría perpetrado este golpe habría sido el mismo que atacó a Santrich, pero en esta ocasión no habrían podido rescatar el cuerpo. Estos mercenarios estarían atacando las cabezas de las disidencias para cobrar las millonarias recompensas que hay sobre ellos, especialmente desde Estados Unidos.

“El Paisa” llegó a liderar la llamada columna móvil ‘Teófilo Forero, señalada de sanguinarios crímenes como el atentado en el club El Nogal, de Bogotá, el 7 de febrero de 2003, cuando un vehículo cargado con 200 kilos de C-4 destruyó las instalaciones dejando 36 muertos y 200 heridos.

Asimismo, el asesinato en Caquetá, el 29 de diciembre del 2000, de Inés Cote de Turbay, su hijo, el congresista Diego Turbay Cote; el conductor, Rafael Ocasiones Llanos; el arquitecto Jaime Peña Cabrera y los escoltas Edwin Alarcón, Hail Bejarano Martínez y Dagoberto Samboní Uní.

Los Cote eran una reconocida familia política del sur del país y ya las Farc habían asesinado a Rodrigo Turbay Cote, el otro congresista de la familia, a quien secuestraron en junio de 1995 y murió en cautiverio en 1997.
Ese mismo año, el 27 de abril, fue secuestrada y asesinada Liliana Gaviria, hermana del expresidente César Gaviria, y su escolta de la Policía José Fernando Vélez. Gaviria fue secuestrada por ocho hombres armados en el municipio de Dos Quebradas (Risaralda) y su cuerpo fue encontrado horas después en el Parque Industrial de Pereira.

De otra parte, el 11 de abril del 2002, en la sede de la asamblea del Valle del Cauca, fueron secuestrados por las Farc 12 de sus diputados. El operativo fue montado por la guerrilla, que simuló una evacuación por amenaza de bomba. Casi seis años después, 11 de los diputados fueron asesinados en cautiverio.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas