Internacional

Pedro Castillo en la cuerda floja: las protestas sociales no aflojan en Perú y suman seis fallecidos

La gente sala a las calles para exigir la "vacancia" del presidente peruano.

Escucha la noticia

Luego de que el presidente peruano Pedro Castillo dejara sin efecto el toque de queda en Lima y Callao, miles de peruanos salieron a protestar exigiendo que deje el poder. Se reportaron hechos violentos y enfrentamientos con la Policía, lo que dejó una veintena de heridos. Las manifestaciones y los bloqueos continúan a nivel nacional y suman un nuevo fallecido.

Castillo dio marcha atrás este martes a la imposición del toque de queda que había decretado en las provincias de Lima y Callao, en un intento por controlar las protestas del gremio de transportistas por el alza de precios del combustible y el costo de vida en general, reportó France24 citando a la agencia EFE y medios locales.

El anuncio del levantamiento de la medida lo hizo durante una reunión en el Congreso, siete horas antes del fin programado y de manera sorpresiva, tal y como lo hizo cuando lo anunció.

Esta orden afectó por más de 15 horas a unos 11 millones de peruanos y habría generado pérdidas aproximadas de  270 millones de dólares, de acuerdo con el gremio empresarial.

Manifestantes piden la vacancia de Pedro Castillo

Durante la tarde, en Lima, lo que era una convocatoria a una marcha pacífica para exigir el fin del toque de queda, así como la vacancia de Pedro Castillo, derivó en toda una jornada de violencia con ataques a una sede del Poder Judicial, así como a edificios privados y altercados violentos que dejaron heridos y destrozos en el centro de la ciudad.

Diferentes colectivos ciudadanos habían organizado marchas pacíficas, las que también se replicaron al interior del país, pero en la capital, según medios locales, se infiltraron grupos de violentos que provocaron desmanes y enfrentaron a policías y ciudadanos. 

La presidenta del Poder Judicial, Elvia Barrios, confirmó a medios locales que la sede de la Corte Superior de Justicia fue vandalizada en medio de las protestas; las puertas de esta entidad fueron destrozadas y también se intentó prender fuego a parte del mobiliario.

Tras destrozar la fachada de la institución, esta fue saqueada y algunos se llevaron computadoras con información y documentos, por lo que Barrios señaló que el atentado “ha sido predeterminado”.

La Policía no intervino en ciertos altercados, pero sí trató de controlar los amagos de incendios originados e intentó dialogar sin éxito con los manifestantes para que cesaran con la violencia.

Después, la protesta pacífica se trasladó al punto de partida, la plaza San Martín, donde miles permanecieron exigiendo que Castillo deje el cargo. 

El Ministerio del Interior dio a conocer que unos 25 efectivos de la Unidad de Servicios Especiales de la Policía resultaron heridos producto de los choques con los manifestantes, por lo que fueron trasladados al Hospital Central de la Policía.

Servicios públicos se restablecen

Este miércoles, tras cumplirse la vigencia del decreto que ordenaba la inmovilización social en Lima y Callao, la Autoridad de Transporte Urbano, informó que sus servicios de transporte público se restablecieron y funcionan con normalidad.

No obstante, las protestas contra el Gobierno de Castillo continúan a nivel nacional. En Cuzco, Cerro de Pasco y Huancavelica se han reportado nuevos bloqueos, mientras que diferentes gremios han anunciado que se suman a las manifestaciones.

En la madrugada de este miércoles, alrededor de 300 policías intentaron retomar el control de la carretera Panamericana Sur, en Ica, que había sido tomada en varios tramos por trabajadores y transportistas, pero no tuvieron éxito, pues continúan los enfrentamientos en el lugar y se registró un nuevo fallecido.

Ocho días de protestas y seis fallecidos

El toque de queda decretado en Lima y Callao, así como el estado de emergencia, entró en vigencia este martes como respuesta al paro de transportistas que inició hace ocho días y ha causado la muerte de seis personas.

La orden se aplicó en estas dos ciudades en las que las protestas no habían tenido lugar. Según el ministro de Justicia, Félix Chero, esto  se dio por la necesidad de “dar respuestas urgentes y extraordinarias” a informes de inteligencia que alertaban de “una serie de actos vandálicos” en la capital.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas