Noticias

Max Mendoza, el dinosaurio de la universidad boliviana, es trasladado a La Paz tras ser aprehendido en Cochabamba

Escucha la noticia

Tras ser aprehendido en la ciudad de Cochabamba, el veterano dirigente universitario Max Mendoza es trasladado a La Paz para ser ingresado a la fuerza anticrimen y luego puesto ante la comisión de fiscales que investiga la presunta comisión de al menos siete delitos durante su largo ejercicio como máximo dirigente universitario de Bolivia, informaron medios locales que hacen el seguimiento de Mendoza.

Una vez que Mendoza sea ingresado a la fuerza anticrimen de La Paz, los fiscales dispondrán el momento en que Mendoza de 52 años de edad, 33 de ellos como estudiante y dirigente universitario, deberá prestar su declaración, aunque adelantaron que puede acogerse al derecho de guardar silencio para no incriminarse o incriminar a otras personas de su entorno y sobre quienes se ampliarán las investigaciones fiscales.

Pasado el mediodía de este sábado, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, confirmó la aprehensión de Max Mendoza “por los delitos de usurpación de funciones y conducta antieconómica” y señaló en su cuenta de Twitter que la aprehensión fue solicitada por el Ministerio Público una vez que agrupo seis denuncias penales en una sola causa e inició el proceso investigativo.

Mendoza, quien quedó al descubierto con una cadena de irregularidades desde su condición de veterano dirigente universitario, dijo en un video difundido el jueves que todas las acusaciones de corrupción, matonaje, abuso sexual, violación de las normas universitarias y otras son calumnias y que se defenderá de ellas presentando descargos en instancias del sistema universitario boliviano.

Hace 11 días, el 9 de mayo, cuatro universitarias de la Universidad Autónoma Tomás Frías de Potosí murieron en un atentado planificado para que fracase una asamblea estudiantil que debía encaminar la elección de una nueva Federación Universitaria Local (FUL), a fin de que el congreso de universidades que fue suspendido en la capital potosina en 2018 se reinstale para cambiar a Mendoza de la Presidencia de la Confederación Universitaria Boliviana (CUB).

Del Castillo añadió a su mensaje una fotografía en la que se ve a Mendoza junto a un miembro del DACI, el grupo de inteligencia de la Policía Boliviana, que realiza su trabajo de manera encubierta. Según los antecedentes, el universitario de 52 años es orureño, pero tiene familia en Cochabamba y es estudiante de la Universidad Mayor de San Simón desde 1990.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas