Noticias

Mujeres Creando denuncia “mafia extorsiva” de feminicidas y violadores en la cárcel de San Pedro en complicidad con el gobernador

María Galindo presenta testimonios y datos sobre lo que sucede en el penal.

Escucha la noticia

María Galindo, principal activista del colectivo Mujeres Creando, denunció este martes que una mafia extorsiva compuesta por feminicidas y violadores controla la cárcel de San Pedro de La Paz con complicidad del gobernador José Luis Morales del Castillo, un coronel de Policía.

La activista feminista presentó en su programa de Radio Deseo testimonios de presos de San Pedro que revelaron que los criminales peligrosos conforman la directiva de la población penitenciaria y ejercen como delegados de los distintos pabellones.

“La cárcel de San Pedro está gobernada por una mafia de feminicidas y violadores, extorsiva, en complicidad con el gobernador José Luis Morales del Castillo”, denunció Galindo y, sobre la base de uno de los testimonios, dijo que el violador y asesino serial Richard Choque Flores fue parte de la directiva que representa a 2.500 presos.

Galindo asegura que “los feminicidas sentenciados a 30 años de presidio acceden a volúmenes gigantes de dinero a través de esa mafia extorsiva con complicidad con el Gobernador para obtener salidas del penal cuando les da la gana y para comprar su libertad”.

Para la activista de Mujeres Creando, “la cárcel de San Pedro ha sido convertida en una estructura mafiosa” manejada por feminicidas sentenciados a 30 años de prisión y violadores.

A diferencia de la complicidad del gobernador Morales del Castillo y sus antecesores, Galindo sostuvo que el actual director nacional de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias, no es parte de esa estructura mafiosa pero no tiene peso ni mando sobre quienes realmente controlan el penal paceño.

La activista reveló que tras la marcha del 31 de octubre y cuando tuvo contacto con el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, entregó una lista de 119 feminicidas y violadores, de los cuales 59 recibieron detención domiciliaria “y eso no es casualidad”.

Sostuvo que los extorsionados son los propios presos a quienes les cobran una cuota de ingreso a San Pedro o deben pagar miles de dólares para vivir con privilegios dentro de la cárcel. Puso como ejemplo la situación del sentenciado William Kushner Dávalos, quien tenía un espacio con comodidades y privilegios compradas a quienes controlan el penal, antes de dejar la cárcel pese a su condena.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas