OpiniónPolítica

CENS0 2022. ¿Repitiendo errores del 2012?

Escucha la noticia

Hay un dicho popular que señala que el pasado es pisado.  Sin embargo, el pasado suele ser muy importante por la simple razón que uno puede aprender de los errores que se cometen en el pasado.

Cuando se realizó el anterior censo de población de vivienda en Bolivia el 21 de noviembre de 2012, ese dia fue común denominador de que en las zonas a censar hubiesen faltado boletas censales, faltaron empadronadores y no hubo logística de respaldo.  No funcionaron los jefes de sector y los jefes de áreas. En resumen, fue un día desastroso.  Al dia siguiente del operativo censal en Santa Cruz de la Sierra, en las oficinas del INE-Santa Cruz, los medios de comunicación mostraban las colas interminables de personas que reclamaban ser censadas ya que el dia anterior no fueron visitados por el empadronador o no alcanzaron todas las boletas para censar a todo el grupo familiar.

Posteriormente el gobierno central a través del INE publicó 3 resultados de población totalmente diferentes, como nunca antes se haya visto en la historia en Bolivia.  El primer resultado poblacional lo hizo conocer el gobierno el 22 de enero de 2013 y nada menos fue anunciado por el mismísimo Presidente de Bolivia Evo Morales Ayma señalando que los bolivianos éramos 10.389.913 habitantes.  Los habitantes del departamento de Santa Cruz conforme al operativo censal éramos 2.776.244.

Luego, el 31 de julio de 2013 la Ministra de Planificación Lic. Viviana Caro presentaba al país los “resultados oficiales” del censo donde los bolivianos se reducen a 10.027.254 habitantes y los cruceños nos reducimos a 2.655.084 almas.  Y finalmente, el último el otro “resultado oficial” fue anunciado por el Director del INE Lic. Luís Pereira el 30 de junio de 2014 donde los bolivianos por arte de magia suben a 10.059.856 y los cruceños aumentamos a 2.657.762 habitantes.   Fue mucha chacota y una tomada de pelo a la opinión pública nacional.  El Censo 2012 había sido tan mal hecho que ni siquiera los técnicos del CELADE de la CEPAL pudieron cuadrar los resultados de un pésimo operativo censal.

Para colmo de males, el gobierno se negó a realizar  enfáticamente a realizar la Encuesta de Control de Calidad de la Información Censal  que debía realizarse como máximo hasta días diez después de haberse realizado el operativo censal.   Esta encuesta siempre forma parte del procedimiento metodológico censal y tiene por objetivo verificar el grado de cobertura censal, ya que si se tiene un margen de error superior al 5%, se tiene que realizar un nuevo relevamiento para subsanar las fallas

 ¿Cuál fue el problema de fondo de ese rosario de errores que se cometieron en el Censo 2012?.   Uno de ellos y de repente el mas importante fue el que el INE no pudo elaborar la Actualización Cartográfica Estadística (ACE) que requiere el uso de alta tecnología.   Esto fue corroborado posteriormente por el Director del INE de esa época el Lic. Ricardo Laruta quién declaró a los medios de prensa entre ellos el periódico La Razón el 25 de noviembre de 2012 que no se había completado con la Actualización Cartográfica.

Hoy 18 de mayo de 2022 cuando estamos a 6 meses del nuevo operativo censal seguimos atravesando con el mismo problema.  Y lo que es peor no conocemos ningún cronograma de actividades que muestre el INE para darnos la confianza de que están haciendo bien las cosas.  Las idas y venidas y las contradicciones permanentes en las que incurre el  Director Nacional del INE cargan de más sombras a este mar de incertidumbre.

En fecha 27 de marzo de este año el ejecutivo del INE señaló públicamente que la actualización cartográfica (ACE) empezaba esa semana.  Posteriormente el 18 de abril indicó que la ACE comenzaba en este mes de mayo.  Cuando sabemos que el alma del operativo censal es precisamente  la ACE y que el grueso de los errores que se cometieron  en el Censo 2012 fue precisamente no haber concluido con esta actividad que es una de las más importantes del operativo censal.

El Periódico “El Deber” en su publicación del lunes 25 de abril de 2022, página A2 detalló cronológicamente las contradicciones y falsos anuncios en los que ha incurrido el INE dejando más dudas que aciertos.

La comisión interinstitucional pro Censo 2022 que se conformó en Santa Cruz a mediados de enero de este año y que delegó a la UAGRM a la cabeza del Rector Lic. Vicente Remberto Cuellar tuvo y tiene el propósito de coadyuvar y colaborar con el operativo censal.   Hasta la fecha no recibió su cronograma de actividades de actividades precensales y censales de parte del INE más allá de una información escueta y ambigua que no dice absolutamente nada.  Existe el compromiso de las instituciones cruceñas de cooperar con el  operativo censal,  pero para eso se requiere información para planificar la colaboración,  como el reclutamiento, la capacitación, dotación de infraestructura, provisión de empadronadores, medios de transporte, etc.  Solamente la UAGRM tiene cerca de 115.000 estudiantes que tranquilamente pueden suplir a los 85.000 empadronadores que necesitará el INE el día del operativo censal.

Si el INE no tiene las condiciones para llevar adelante el Censo de Población y vivienda el 16 de noviembre de 2022 debe decirlo abiertamente, porque lo peor sería realizar un mal censo con resultados que son irreversibles.  Para eso es la planificación, la organización de actividades cuyas fechas de inicio y conclusión de cada actividad se pueden reprogramar.  Estamos a tiempo.

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas