OpiniónSociedad

Hábitos alimenticios de los niños post pandemia, por Marcia Llobet

Marcia Llobet

Nutricionista - dietista

Escucha la noticia

Tres de cada diez estudiantes bolivianos tienen sobrepeso y obesidad 

*Según estudio del CIDES- UMSA realizado con el apoyo de UNICEF

Los escolares de Tarija, Santa Cruz, Pando y Cochabamba son los que registran mayores prevalencias de sobrepeso y obesidad.

En octubre del 2020 reportaron que el 35.6% de los escolares de 5 a 18 años de Bolivia tienen prevalencia de malnutrición por exceso de peso (sobrepeso y obesidad).

La obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves de este siglo y que van en aumento realmente preocupante.

Si bien continuamos batallando la pandemia del Coronavirus, actualmente tenemos a los niños después de más de un año y medio pasando clases virtuales, esto no sólo ha cambiado su rutina de actividades teniendo que estar frente a una pantalla durante muchas horas, sino que también teniéndolos de una manera más sedentaria.

Actualmente son más los niños con sobrepeso y obesidad que vemos en consulta con resultados de laboratorios que realmente preocupan, colesterol y triglicéridos elevados, hígado graso, glicemias elevadas, con riesgos de enfermedades crónicas desde muy corta edad.

En este sentido, debemos tomar consciencia de qué es lo que les damos a nuestros hijos en su día a día. Es sumamente importante enseñarles a los menores acerca de una alimentación saludable y los beneficios que tienen para el, así fomentarlos a consumir mas frutas y verduras. No olvidemos que los niños simplemente copian lo que se hace en casa, ellos van a comer lo que los adultos comen y les ofrecen.

Mejorar estos valores y cambiar una obesidad infantil no se trata sólo de poner a dieta a un niño, en realidad no existe una dieta para un infante, sino una alimentación variada – equilibrada, una actividad física diaria y un descanso adecuado a su edad.

Alimentación – ejercicio y descanso 

Son 3 importantes áreas para el crecimiento y desarrollo saludable de los niños. 

Es por eso que a continuación te brindaré diferentes pautas y cambios que pueden realizar para mejorar la alimentación de los niños/as en casa.

  • Incluirlos en las preparaciones 

Ayudará a que los niños se familiaricen con los alimentos incluso los prueben por curiosidad. 

  • Reemplazar los alimentos procesados por alimentos reales 

Muchas veces por costumbre, comodidad preferimos irnos por ofrecer galletitas o juguitos a la hora de la merienda en lugar de ofrecerles frutas, frutos secos, agua. Los niños están acostumbrados a alimentos con muchos aditivos que cambian la palatabilidad y hacen que siempre su comida necesite tener ciertos sabores y rechazan sabores reales tanto de frutas y verduras.

Reemplazar los cereales en caja por avena o quinua, reemplazar las galletitas por frutas o frutos secos, preparar galletas en casa libres de aditivos y exceso de azúcares y harinas refinadas.

  • Ofrecerles siempre verduras

Si tu hijo/a no quiere comer o ni siquiera probar las verduras a la hora del almuerzo, no te rindas, los niños comen por imitación, ellos al final seguirán tu ejemplo así que sigue ofreciéndoles y poniendo en su plato una porción de verduras.

  • Educación alimentaria

Es importante que los menores aprendan acerca de los beneficios que tiene al comer saludable, que aprendan a elegir mejor a la hora de comer por su salud.

  • La importancia del descanso y el buen sueño en los niños para su desarrollo y crecimiento es fundamental

La somatropina, hormona encargada del desarrollo de los tejidos se libera especialmente durante las horas de descanso.  

La falta de sueño puede interferir en sus capacidades de aprendizaje concentración y motricidad. El niño debe tener una rutina de descanso, evitando las distracciones. 

  • Actividad física 

Actualmente la falta de actividad física en los niños/as y el aumento de horas sedentarios frente a una pantalla es uno de los principales motivos por el cual el sobrepeso infantil ha aumentado, los menores no gastaban sus energías y comían aún más que cuando iban al colegio. 

Por ello, es importante que los niños realicen actividad física, tanto para su desarrollo y crecimiento como también para su salud. Incorporar caminatas, que manejen bicicleta, que jueguen en el patio o incluso actividades dentro de casa pero que tengan movimiento.

Limitar el tiempo que pasa su hijo en actividades sedentarias, como ver la televisión, usar         dispositivos electrónicos, conectarse a internet y jugar a videojuegos.

No debemos olvidarnos que los infantes son esponjas y absorben todo lo que ven, escuchan y hacen. Como adultos debemos ser sus guías y ejemplos para que en un futuro sus hábitos alimenticios los mantengan sanos, porque la alimentación saludable es primordial para la salud infantil.

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Marcia Llobet

Nutricionista - dietista

Publicaciones relacionadas