Opinión

Santa Cruz ¿Todo pasado fue mejor?

Adolfo Urquizo

Arquitecto / Leadership Associate en Students for Liberty

Escucha la noticia

Entre algunos sesgos cognitivos a los que todos somos proclives se encuentra la idea de que “todo pasado fue mejor”. Este conocido error lógico puede llevarnos a creer que Santa Cruz se encuentra peor que antes, más aún si escogemos hábilmente los puntos de comparación. En lo que podría ser una situación del caso, un reciente artículo publicado en este mismo medio aborda distintos temas de la agenda pública local y su notable improvisación haciendo analogía con un ‘’medioevo’’ por la falta de grandes esquemas de planificación. En pos de la construcción de un debate permanente alrededor de estos asuntos, me permito continuar la argumentación y rebatir algunas de las visiones que se dan a entender en dicho artículo.

Podemos iniciar reconociendo precisamente el éxito que tuvieron algunas instituciones en el siglo anterior, pero que es este buen resultado uno de los principales motivos para la ausencia de una única entidad público/privada dedicada al desarrollo urbano y social en la actualidad. No debería causar alarma su ausencia el día de hoy si consideramos que las necesidades básicas que no teníamos cubiertas eran los poderosos ejes articuladores para toda la sociedad cruceña en aquel entonces. Hoy, esas necesidades han sido resueltas para un gran porcentaje de la población, de forma extraordinaria y mejor que en el resto del país. Aún tenemos necesidades urgentes, si, pero se han diversificado de sector a sector, más especializadas y con diferentes intensidades. Por eso vemos que los últimos grandes articuladores son temas políticos y ambientales, entre otros pocos. Son los que aún nos afectan a todos.

Este éxito reconocido sin embargo, no es una señal para creer que un gran ente planificador podría tener hoy en día los mismos resultados. Al contrario, debemos ser capaces de comprender el cambio radical de nuestro contexto para construir mejores soluciones en la actualidad, tomando en consideración las experiencias pasadas sin caer en sentimentalismos. Para ello es vital comprender que no existe forma alguna de planificar una ciudad ni mucho menos una sociedad entera dadas las características de la información que sería necesaria para tal fin. Muchos ejemplos se pueden dar de bonitos planes y proyectos en el mundo, sin embargo un análisis sincero de los efectos a largo plazo, sobreprecios y costos sociales entre otros, deja en evidencia el excesivo costo de la planificación centralizada.

Esto no implica que la institucionalidad en su conjunto deba abandonar su rol propositor. Al contrario, la ausencia de estrategias monolíticas de desarrollo es ideal para que emerjan múltiples actores de la sociedad civil y sea la competencia y complementariedad entre sus propuestas lo que defina las vías hacia una mejor ciudad. Será precisamente en este ecosistema de competencia y colaboración espontánea donde surgirán las próximas estructuras articuladoras, más conectadas a la ciudadanía y su sentir, y sin duda más legítimas que un cargo político.

La evolución natural de una sociedad implica una evolución en sus problemáticas y cómo se resuelven. Es hora de que hablemos de sistemas distribuidos y autónomos para la resolución de nuestras necesidades, de plataformas de toma de decisiones independientes a lo público y de jurisdicciones superpuestas para el establecimiento de nuestras normas sociales. El añorar un ente planificador para la ciudad y la vida de los ciudadanos sin duda puede ser una forma de análisis, pero las soluciones deben tener en cuenta el avance social y tecnológico, así como las muestras de que un mejor futuro pasa por la descentralización de las decisiones, autonomía de los individuos y libertad para que cada uno de nosotros voluntariamente escoja la mejor forma de satisfacer nuestras necesidades.

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

67% LikesVS
33% Dislikes

Adolfo Urquizo

Arquitecto / Leadership Associate en Students for Liberty

Publicaciones relacionadas