Política

Amparo Carvajal es increpada por masistas cuando se dirigía a la Asamblea de Derechos Humanos

Ocurrió este jueves en el monoblock de la UMSA, en La Paz.

Escucha la noticia

Un grupo de seguidores del MAS increpó a la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, Amparo Carvajal, en inmediaciones del Monoblock de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), un día antes del 45 aniversario de la fundación de esa institución, informó Página Siete Digital.

El incidente sucedió este jueves en la mañana, cuando miembros de la Coordinadora del Comité Impulsor Contra el Golpe de Estado, un grupo organizado por el MAS, anunciaron una denuncia contra el exrector de la UMSA Waldo Albarracín.

“Fascista, fascista, asesinos”, gritaba a voz en cuello una mujer joven a Amparo Carvajal, mientras otras personas le saludaban y le brindaban su apoyo, según se refleja en un video publicado por la emisora de televisión progubernamental  Abya Yala.

Aunque el audiovisual tiene una extensión breve, se conoce que el cruce de palabras cesó mientras la titular de la Apdhb se dirigía a las oficinas de la institución que representa.

Este viernes, coincidiendo con el 75 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. se celebra los 45 años de fundación de la Asamblea de Derechos Humanos de Bolivia que convocó a un acto en sus instalaciones, en la sede de gobierno a las 12:00.

Esta no es la primera vez que seguidores del MAS increpan a Carvajal.  El 24 de agosto, desde varios frentes, el MAS y sus bases se estrellaron contra la presidenta de la Asamblea de los Derechos Humanos, quien ese día fue hasta el penal donde se encuentra la expresidenta Jeanine Añez para solidarizarse con ella.

La mayor parte de las expresiones contra Carvajal se dieron por parte de cercanos al expresidente Evo Morales, como el exgerente de Mi Teleférico César Dockweiler, el diputado Héctor Arce y la exministra de Comunicación Amanda Dávila.

Al día siguiente, un grupo de gente del MAS intentó tomar las instalaciones de la Asamblea de Derechos Humanos, mientras Carvajal encabezaba una marcha para exigir que la expresidenta Jeanine Añez se defienda en libertad.

El 6 de septiembre, miembros de la agrupación oficialista Wila Lluch’us (gorros rojos) amenazaron con “quemar” la casa de Amparo Carvajal por “apoyar a los neoliberales”.

“Una vez más, el ejército guerrero Wila lluch’us estamos en protesta de que estos malos jueces, malos policías, han protegido la casa de (Amparo) Carvajal. Esta casa que está construida con la economía del pueblo debemos quemar, compañeros. Por eso estamos organizando y vamos a ir cualquier momento”, dijo uno de ellos.

Carvajal, de 82 años, se mantiene firme en su activismo por la defensa de los derechos humanos, a pesar del constante acoso de gente del  MAS.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas