Política

Activista masista denuncia a Amparo Carvajal ante la Comisión de Ética de la Asamblea de Derechos Humanos

Es la nueva estrategia del masismo para intentar desacreditar a la Presidenta de Derechos Humanos

Escucha la noticia

Por no denunciar y cuestionar los hechos de Senkata; por no convocar a ningún acto de protesta contra el gobierno transitorio de Jeanine Áñez y por no cuestionar la aprobación del Decreto 4078 que autorizó la salida de los militares; por esas tres observaciones, el activista de El Alto, David Inca, presentó una denuncia contra Amparo Carvajal ante la Comisión de Ética de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, reportó el periodista Marco Chuquimia del diario El Deber.

David Inca es señalado como afín al masismo, promovió procesos penales contra exautoridades del gobierno transitorio, exjefes militares y policiales, e impulsó el cobro de reparaciones de carácter económico para las familias de las víctimas de la denominada masacre de Senkata, luego de que éstas recibieron indemnizaciones durante el gobierno de la expresidenta Jeanine Áñez, según el exdiputado Amilcar Barral.

“El referente moral y ético para evaluar los actos de Amparo Carvajal debe ser lo estipulado en nuestro Estatuto Orgánico, aprobado el año 2014. Concretamente el Tribunal de Ética de la APDHB debe ser el que acepte esta denuncia, evalúe la pertinencia de las infracciones cometidas y determine la sanción contra Amparo Carvajal”, señala el texto de la denuncia de cuatro páginas que presentó Inca ante Marco Reyes, quien también se declara presidente de la Asamblea de Derechos Humanos de Bolivia.

Los vecinos de Senkata, principalmente, declararon persona no grata a la Presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia y le cuestionaron el que no estuviera presente cuando se produjeron las muertes, heridos y detenidos en los hechos de noviembre de 2019. Lo mismo sucedió con las víctimas de Sacaba en Cochabamba.

David Inca considera que la activista debe ser procesada en un tribunal de ética por todos esos sucesos y en su denuncia enumera al menos 20 faltas que habría cometido Carvajal. Asimismo, afirma que las sanciones pueden ir desde la simple amonestación hasta la expulsión de la Asamblea.

Inca afirma también que la activista española no convoca a elecciones desde 2018, año en el cual habría fenecido su mandato, por ese hecho cuestiona la legitimidad de su representación. “En caso de que sea comprobado los extremos de esta denuncia, proceder a la suspensión temporal de la referida denunciada o disponga otra sanción que consideren más justa”, señala la parte final del documento.

Actualmente, la Asamblea de Derechos Humanos de Bolivia tiene dos cabezas, una al mando de Amparo Carvajal y otra de Marco Reyes, a quien acusan de ser afín al MAS.

Carvajal se encuentra en la marcha indígena que se dirige hacia la ciudad de Santa Cruz y desde el MAS existe una campaña sostenida para desacreditarla públicamente, ahora llegó una denuncia como nueva estrategia.


Cuentanos si te gustó la nota

0% LikesVS
100% Dislikes

Publicaciones relacionadas