Hecho y dichoPolítica

Los editoriales de El Deber, Página Siete y Los Tiempos evalúan el paro indefinido y el discurso del presidente Arce

Aquí un resumen de los textos de opinión de los diarios de Santa Cruz, La Paz y Cochabamba.

Escucha la noticia

El Deber – El discurso y el paro

Su editorial este martes comienza marcando que el primer día de paro en el país tuvo más éxito en Santa Cruz que en otras regiones y de inmediato se pone a analizar el discurso del presidente Luis Arce que “ha demostrado que es rehén de su relato reiterativo, que da vueltas sobre lo mismo y no logra encontrar una tangente para salir del círculo vicioso en el que él mismo se ha entrampado”. Señala que era obvio salir victorioso al compararse con el gobierno transitorio porque en 2020 estalló la pandemia y hubo cuarentenas rígidas, mientras que este año “las cosas prácticamente volvieron a la normalidad”.

El Deber retrata a un Arce “malhumorado, apurado, incómodo, molesto” este lunes, en un informe extremadamente extenso que “lejos de concentrar atención provoca cansancio”. “De mitad de su lectura hasta el final, parecía faltarle la voz y hasta las tribunas parlamentarias se mostraban cansadas y optaron por callarse”, afirma el editorial y agrega que el Presidente terminó “compitiendo por momentos a gritos con el bullicio que frente suyo provocaban sus adherentes con consignas de apoyo y los opositores con rechiflas y bulliciosos pitos”.

Luego, el editorial anota el discurso nuevamente conciliador de David Choquehuanca, aunque ya es poco creíble, para decir que mientras eso ocurría, en varias ciudades se producían enfrentamientos y una exagerada acción represora de la Policía, incluso apoyando a un grupo de vándalos que atacaban los puntos de bloqueo bajo la mirada complaciente de la Policía. “El presidente Arce parece no ser consciente del peligroso rumbo que podría tomar el país si se persiste en la idea de gobernar sin escuchar y de ignorar que la otra mitad del país que no lo apoya también son bolivianos y tienen derechos, comenzando por el derecho a pensar diferente”, concluye El Deber.

Página Siete – Confrontación en las calles y un discurso

El editorial del diario paceño de este martes también marca la “fuerte tensión” en las calles con el paro indefinido y el discurso de Luis Arce en la Asamblea Legislativa, “producto de una gestión que apuesta por la confrontación y la revancha”. “… se comparó con el gobierno transitorio de Jeanine Añez al que llamó ‘gobierno de facto’ en 51 oportunidades, lo que muestra que el mandatario no abandonará su discurso de venganza y continuará gobernando con la mirada en el retrovisor”. Afirma que el informe no fue escuchado por el bullicio que provocaron oficialistas y opositores.

Página Siete sostiene que el contexto de la bochornosa sesión de este lunes fue dado por el “asalto” masista a “casi toda la directiva de la Cámara de Diputados” que recurrió a la “vieja táctica de comprar conciencias de algunos parlamentarios del bloque opositor”, que terminan alineados a la bancada oficialista a cambio de dádivas. “Lo ocurrido en la Asamblea también es el reflejo de la confrontación que se vive en las calles” con el paro indefinido y el MAS tratando de evitar la protesta “con la Policía y con sus grupos de choque”.

El editorial afirma que, si bien la protesta no pudo instalarse por la arremetida oficialista, queda claro que “el Gobierno demuestra que es incapaz de respetar el derecho a la protesta y que no está dispuesto a escuchar a los sectores movilizados, ni siquiera a aquellos que se consideran afines, como los transportistas y los gremiales”. Por tanto, Página Siete advierte que nadie debería sorprenderse por los silbatos o por los amagues de enfrentamiento en el hemiciclo de la Asamblea Legislativa. “Todo tiene un por qué y ese por qué es atribuible únicamente al MAS”, afirma el diario de La Paz.

Los Tiempos – Fiel resumen de gestión

El editorial del diario cochabambino se aboca totalmente al informe de Luis Arce en el inicio del segundo año de gestión. “El jefe de Estado desglosó las cifras que muestran los resultados del trabajo de su Gobierno en un tono enfático, similar al empleado en sus arengas cuando hacía campaña electoral, casi por cuatro meses, para los comicios subnacionales” y conservó el leitmotiv de sus anteriores discursos que es el inventado “golpe de Estado” o el “gobierno de facto”.

Los Tiempos afirma que la comparación del desempeño de su administración con el del gobierno transitorio en términos económicos “es engañosa, pues olvida que la pandemia paralizó el mundo cerca de cuatro meses el año pasado”. Añade que la larga letanía de cifras oficiales enumeradas por Arce recordó “los discursos-informes de su predecesor y jefe del MAS, pero al menos éstos se los escuchaba en un ambiente que correspondía a la solemnidad de una sesión parlamentaria de inauguración de legislatura”.

El bullicio provocado por parlamentarios oficialistas y opositores provocó el “fastidio” de Arce que pese a las “estridencias y amagos de enfrentamiento”, continuó con “su cansina enumeración de cifras oficiales, comparaciones falaces y promesas”. “Ningún atisbo acerca de cómo se va a encarar la crisis del gas, cuyas reservas se agotan, o el incremento del servicio de la deuda externa que al año se aumentará de manera significativa”, afirma el editorial que termina con la siguiente frase. “El informe del primer año de gobierno del jefe de Estado fue una síntesis de estos últimos 365 días”.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas