OpiniónPolítica

Pérdida de la identidad

Eric Cícero Landívar Mosiño

Abogado y Politólogo. Magister en Derecho Constitucional y Autonomías. Experto en materia electoral

Escucha la noticia

A un político puede tomarle varios meses o años construir una identidad, entendida ésta como la suma de cualidades o características que lo identifican, y por las cuales (al mismo tiempo) su electorado se siente identificado.

Cuando se logra consolidar esta identidad hay que tener el cuidado de guardar la coherencia necesaria para conservarla. De lo contrario, se ve afectado el principal capital que un político debe proteger: su credibilidad.

Por ejemplo, el expresidente Evo Morales en sus inicios se proclamó como un presidente indígena y defensor del medio ambiente (la Pachamama), discurso que quedó en entre dicho cuando posteriormente intentó construir una carretera atravesando el Terriorio Indígena y Parque Natural Isiboró Secure – TIPNIS, a la que los mismos indígenas que habitan dicho territorio se opusieron y por tal motivo fueron brutalmente reprendidos por las fuerzas del Estado. Luego de este hecho, cualquier discurso por parte de Morales sobre los derechos de los pueblos indígenas o el cuidado del medio ambiente resultaba incongruente. Es más, el ex presidente ha retornado a lo que siembre fue su principal base electoral: el sindicalismo cocalero.

Otro ejemplo más reciente y menos trágico es el del actual alcalde de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, quien sorprendió a propios y extraños al ganar las elecciones municipales y volver a ocupar nuevamente el cargo de alcalde después de varios años. Para esto, Jhonny Fernández, a través de memes y otros recursos, fue (re) construyendo la imagen de una persona agradable y jovial, algo que cayó bastante bien sobre todo entre el electorado joven.

Ya como alcalde, Fernández ha tratado de mantener la misma imagen, especialmente a través de la herramienta del TikTok, sus llamativos atuendos y sus peculiares bailes. Pero esta imagen se vio afectada cuando el alcalde junto a varios funcionarios públicos caminaban cerca de unas personas que estaban trabajando y una de ellas los llamó “flojos”. Ante este hecho, el alcalde encaró e increpó molesto al ciudadano quien no se amilanó ante la autoridad municipal y sostuvo su afirmación. Horas después el trabajador publicó un video disculpándose con el alcalde, pero en media disculpa hizo notar que estaba siendo amedrentado por lo sucedido. El hecho se agravó aún más cuando jóvenes que hicieron una parodia en el TikTok sobre este hecho empezaron también a ser hostigados por el gobierno municipal. Esto causó que aquel personaje jovial ahora sea visto por la población como un abusivo, o también, como se dice coloquialmente, como que “se le hayan subido los humos a la cabeza”. Si la autoridad municipal haya reaccionado de manera diferente probablemente el hecho haya pasado desapercibido.

Finalmente, citamos el caso del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, quien tiene la particularidad de haber forjado su identidad como opositor al MAS en los 21 días de paro cívico que tuvieron como consecuencia la renuncia del ex presidente Evo Morales. No cabe duda de que para este acontecimiento el entonces líder cívico jugó un papel importante, y a partir de ese momento para muchas personas (principalmente en Santa Cruz) se convirtió en el principal rival del MASismo y, por supuesto, también de Evo Morales.

Durante su candidatura a la presidencia y posterior candidatura a la gobernación de Santa Cruz mantuvo esa imagen antagonista. Pero paradójicamente durante esas mismas campañas empezó a trascender el rumor de que el asesor político de Camacho es nada más y nada menos que quien fuera el asesor principal del propio Evo Morales. El gobernador de Santa Cruz no ha aceptado ni negado esta situación, se ha limitado a decir que “es un asesor normal”; pero en caso de confirmarse esta situación y llegara a trascender más allá del círculo rojo, ¿la ciudadanía entendería que Luis Fernando Camacho tenga el mismo asesor que tuvo Evo Morales? ¿afectará esto a su imagen de anti-masista? solamente el tiempo nos dará las respuestas.

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Eric Cícero Landívar Mosiño

Abogado y Politólogo. Magister en Derecho Constitucional y Autonomías. Experto en materia electoral

Publicaciones relacionadas