InterfazPublico.bo

Bochorno nacional y bochorno departamental: Bolivia vive atrapada por la polarización política

Gritos y consignas en la Asamblea Legislativa Plurinacional. Gritos y consignas en la Asamblea Departamental de Santa Cruz.

Escucha la noticia

Los gritos, insultos y consignas que se lanzaron oficialistas y opositores en la sesión de honor de la Asamblea Legislativa por el Día de la Patria terminaron siendo el primer capítulo de la vergüenza nacional. El segundo episodio ocurrió este miércoles, en ocasión del informe del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, a la Asamblea Departamental sobre sus primeros 100 días al mando de la Gobernación cruceña. Otra vez oficialistas y opositores chocaron con gritos, insultos y consignas.

Como ocurrió en la bochornosa sesión del 6 de agosto, la batalla de gritos en el nuevo edificio de la Asamblea Legislativa comenzó cuando el Presidente Luis Arce se refirió al inexistente “golpe de Estado”. En la Asamblea departamental de Santa Cruz el bochorno se inició cuando el gobernador Camacho hizo alusión al fraude electoral de 2019 que provocó la huida del país del entonces presidente Evo Morales.

Y como ocurrió en la bochornosa sesión por el Día de la Patria, cuando vanos fueron los esfuerzos del vicepresidente David Choquehuanca por calmar la beligerancia verbal entre parlamentarios que se gritaban “fraude” por un lado y “golpe” por el otro, el presidente del órgano legislativo departamental, Zvonko Matkovic, tampoco pudo aplacar lo gritos de “fraude” y “golpe” que se lanzaban entre los asambleístas.

En la Asamblea Legislativa Plurinacional el MAS tiene una mayoría holgada de diputados y senadores, mientras que la alianza Creemos de Camacho es la tercera fuerza política con representación parlamentaria. En cambio, en la Asamblea Departamental de Santa Cruz, la alianza Creemos tiene la mayoría, aunque ajustada, y el MAS es la principal fuerza de oposición a la gestión de Camacho.

Otros dos detalles no menores. Pese al bochorno en la sesión por los 196 años de independencia del país, Arce concluyó su mensaje presidencial, mientras que la sesión de la Asamblea Departamental de este miércoles fue suspendida abruptamente y Camacho tuvo que abandonar el hemiciclo Legislativo.

Además, mientras la bochornosa sesión del 6 de agosto fue transmitida en cadena nacional por prácticamente todos los medios de comunicación del país, la vergonzosa sesión de la Asamblea Departamental fue difundida por redes sociales y notas informativas de los medios.

La polarización política en Bolivia entre el “fraude electoral” que fue demostrado por la Organización de Estados Americanos y la fábula del “golpe de Estado” inventada por Morales y sus seguidores mantienen atrapado al país desde que Arce asumió la Presidencia del Estado y se hizo más evidente aún cuando las nuevas autoridades regionales iniciaron sus mandatos, la mayoría postulada por organizaciones políticas de oposición.

Vienen otros eventos de carácter institucional como el aniversario de Cochabamba, el 14 de septiembre, y la efeméride de Santa Cruz, el 24 de ese mes, que podrían ser los nuevos capítulos de la polarización entre el masismo y las oposiciones, mientras los ciudadanos están preocupados por la nueva ola de la pandemia, la vacunación anticovid, la reactivación económica que no termina de despegar y la educación dejada a la deriva, entre otras prioridades de la cotidianidad.


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas