Hecho y dichoPublico.bo

“Cae la mentira del golpe de Estado”: el general, su detención y sus revelaciones

Las declaraciones del ex Comandante de la Fuerza Aérea Boliviana a los fiscales en La Paz terminan por “desarmar” la teoría fantasiosa del oficialismo, afirma Los Tiempos. Página Siete aporta un dato relevante: Evo Morales seguía ordenando a los militares 30 horas después de su renuncia. El Deber cuestiona la violación de los derechos ciudadanos de ex jefes castrenses y ex integrantes del gobierno transitorio.

Escucha la noticia

Los Tiempos

“Cae la mentira del golpe” titula el editorial de este martes de Los Tiempos que afirma que las revelaciones del ex Comandante de la FAB sobre lo que realmente ocurrió en 2019 “desarman, aún más, el relato que el Gobierno y el MAS pretenden imponer con el proceso por el fantasioso ‘golpe de Estado’”.  “… evidencian los afanes de Morales y García para provocar un enfrentamiento fratricida en el país, y encajan con las revelaciones de tres exsenadores del MAS, acerca del vacío de poder creado por decisión de los ex mandatarios que (…) instruyeron la renuncia de las autoridades parlamentarias que estaban en la línea de sucesión para asumir el mando del Estado”.

Para el diario cochabambino queda claro que “el ambiente de terror y violencia que vivió Bolivia esos días –en medio de la revuelta pacífica que paralizó el país en repudio al fraude electoral orquestado para evitar una segunda vuelta de las elecciones del 20 de octubre de 2019– fue parte de un plan organizado en el mismo Gobierno”, al extremo de organizar la llegada de 2.000 personas afines al MAS para enfrentar a los ciudadanos de la sede de gobierno que bloqueaban las calles rechazando el fraude electoral evidenciado por la Organización de Estados Americanos.

El editorial de Los Tiempos recoge declaraciones de ex senadores del MAS que apuntan que el plan antidemocrático de los ex gobernantes bolivianos era similar a lo que sucedió hace un década en Venezuela: generar el vacío de poder en el país, “para que retorne (Evo) Morales, como (Hugo) Chávez, aclamado por las bases”. “La asunción de (Jeanine) Áñez a la presidencia frustró los planes de Morales. La verdad se va imponiendo, es de esperar que fiscales y jueces no intenten confundirla”, concluye el texto de opinión del influyente periódico de Cochabamba.

Página Siete

El periodista Carlos Quisbert de Página Siete aporta un dato muy importante que también “desarma” la teoría oficialista del “golpe de Estado”. En la edición informativa de este martes y luego de escudriñar en la declaración que brindó el ex Comandante de la Fuerza Aérea a los fiscales, encontró que el general Jorge Terceros tiene la precisión de que Morales siguió ordenando a las Fuerzas Armadas, a través del ex ministro de Defensa Javier Zavaleta, 30 horas posteriores a su renuncia a la Presidencia del Estado, el 10 de noviembre de 2019.

“En entrevista con Página Siete –dice la nota informativa de Quisbert–, el general ratificó: ‘No hubo golpe (…) cumplimos todas las órdenes, incluso después de su renuncia, Zavaleta seguía dando órdenes a Kaliman para que cumplamos, 30 horas después’”. Y para sustentar esa información, describe que “cuando el avión (del Gobierno de México con Morales rumbo a ese país) estaba abandonando espacio aéreo boliviano, llamé nuevamente al ministro de Defensa (Zavaleta) y al general (Williams) Kaliman y de manera textual les dije: ‘Cumplida su orden, ministro, cumplí mi palabra de honor, el hermano presidente (Morales) ya abandonó espacio aéreo boliviano sano y salvo’, él me dio las gracias y se despidió. Luego  presentó su renuncia’”.

“A lo largo de su testimonio, tomado la madrugada del pasado domingo,  el excomandante de la FAB reveló que entre el 5 y el 11 de noviembre de 2019, Morales y su cúpula planificaron enfrentamientos civiles entre sus militantes y quienes protestaban contra el fraude electoral, amenazaron a los militares con responsabilizarlos si sus seguidores quemaban La Paz y que sus ‘compañeros del trópico’ de Cochabamba se alzarían y ‘correría sangre’”, informa el periodista del diario paceño.

El Deber

El editorial de El Deber aborda el tema pero desde una perspectiva diferente, desde la “violación a los derechos ciudadanos” de los ex jefes militares y ex integrantes del gobierno transitorios detenidos en los últimos días sin citación previa y utilizando días y horarios inusuales para que presten declaraciones, sean sometidos a audiencias de medidas cautelares y se determine su encarcelamiento preventivo.

“Lo que se critica de esas detenciones es la manera abusiva y arbitraria con que se procede, ignorando el debido proceso, atropellando los derechos más elementales de las personas, por un Ministerio Público y una justicia sometidos al Poder Ejecutivo y que proceden de manera torpe en horas y días inusuales como fines de semana y la madrugada”, afirma y pone como ejemplos recientes lo ocurrido con el ex comandante de la Fuerza Aérea, general Jorge Gonzalo Terceros Lara, y el ex comandante de la Armada, almirante Gonzalo Jarjuri Rada, pero también recuerda la detención de Carlos Schilink, ex viceministro del Tesoro, y del ingeniero de Sistemas y ex funcionario de Entel Juan Orellana.

“Que la justicia está en la peor de sus crisis de confiabilidad, se sabe y eso no está en duda; pero lo que no se esperaba de ella es que habiendo tocado fondo se hunda aun más en extremos incomprensibles”, concluye el editorial de El Deber.


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas