InterfazPublico.bo

Camacho en su primera prueba de fuego

¿Cómo defender la democracia? ¿Cómo enfrentar el avasallamiento? ¿Cómo rearticular al país que no apoya al MAS? Jueves 5 de agosto, día clave para el Gobernador de Santa Cruz.

Escucha la noticia

Sabe qué es tener masas enfervorizadas al frente. Conoce el valor del discurso para agitarlas,  convencerlas y guiarlas. Ya tiene experiencia en exclamar lo verdaderamente importante, en el momento preciso y con la contundencia necesaria. Tuvo que aprender rápido y bien en la denominada revolución de los 21 días.

Entonces era el principal dirigente cívico de Santa Cruz y empezaba a recorrer su propio camino político. Frontal, irreverente, audaz… así se presentó Luis Fernando Camacho para conquistar primero a los suyos y luego a una buena parte del país.

Ha pasado mucha agua bajo el puente entre esos días de rebelión ciudadana, cuando la gente le perdió el miedo al tirano, y este momento de dura confrontación política pero con la gente pensando en otras prioridades.

Renunció Evo Morales. Asumió Jeanine Áñez. Llegó el coronavirus. Entramos en cuarentena absoluta. La economía se paralizó. Finalmente hubo elecciones. Volvió a ganar el MAS. Morales retornó al país. Camacho candidateó en las regionales. Ganó en Santa Cruz. Y hoy es Gobernador de su departamento. Ocurrieron muchas cosas en menos de dos años.

Y antes de cumplir los 100 primeros días como Gobernador de Santa Cruz, con las crisis sanitaria y económica aún vigentes en todo el país, Camacho deberá subir nuevamente a una tarima, tomar la palabra y dirigirse a miles de personas para enfervorizar, porque eso es parte de la puesta en escena, pero sobre todo para hablar con claridad.

Debe decirle a Santa Cruz y a Bolivia cómo se defiende la democracia asediada nuevamente por el autoritarismo, cómo rearticular las energías democráticas del país frente a la persecución política y cómo piensa enfrentar el avasallamiento político del MAS en su departamento a través de la toma de tierras alentada por el gobierno.

Seguramente habrá varios oradores al finalizar la marcha convocada para este jueves, pero lo que diga Camacho y el tono que utilice marcarán el tipo de relación que Santa Cruz le plantea al poder nacional, además de las señales que pueda enviar al resto de las oposiciones sobre el traslado del liderazgo político hacia el oriente del país.

En Santa Cruz hay quienes, con argumentos sólidos, afirman que Camacho no debería cometer el error de bajar el tono frente a la arremetida del gobierno, sobre todo en la defensa de las tierras, pero también hay quienes, con una mirada estratégica, creen que es el momento para enviar un mensaje de que está dispuesto a dialogar, pero sin posiciones enguerrilladas.

Agosto será el mes de la polarización. Por tanto, lo que ocurra este jueves será la primera prueba de fuego para Luis Fernando Camacho, ahora gobernador de Santa Cruz y probable portaestandarte de un proyecto político contrario al masismo. Su posicionamiento de cara al futuro dependerá de lo que haga y diga a partir de este jueves 5 de agosto.


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas