Hecho y dichoPublico.bo

El video de Evo: “tiro de gracia” o “manipulación informativa”

Este miércoles dos periódicos de alcance nacional ofrecen miradas opuestas sobre el audiovisual del jefe del MAS en el que de manera interesada avala la Presidencia transitoria 2019-2020. “Por la boca muere el pez”, afirma El Deber y explica cómo el autor de la teoría del “golpe de Estado” le da un “tiro de gracia” a su invención. La Razón, en cambio, ve manipulacón y falta de ética periodística en el tratamiento que dieron otros medios a “una charla en la que claramente se habla de una estrategia electoral a la postre victoriosa”. Y si de disputa de relatos se trata, Los Tiempos analiza lo que sucede con el nuevo intento de subordinar la Policía al poder político.

Escucha la noticia

El Deber

En su editorial de este miércoles, El Deber recurre a dos expresiones populares: “tiro de gracia” y “por la boca muere el pez” para explicar cómo el propio inventor de la teoría del “golpe de Estado” en 2019 la destruye con sus dichos registrados en un video que ha sido visto por prácticamente todo el país. “… es algo así como darle un tiro de gracia a la intención de cambiar los hechos históricos para convertir un fraude electoral en una victoria, para transformar una sucesión constitucional en golpe de Estado y para mostrar a los autores de un delito electoral como víctimas”.

Repasando el curso que ha tomado el relato de Evo Morales y el masismo en las últimas semanas, El Deber anota con cierta razón que “el video es un nuevo revés a la estrategia de su partido para posicionar la teoría de que el 2019 hubo un golpe de Estado y no un fraude electoral, que viene haciendo aguas por las inconsistencias y contradicciones de sus líderes, en un hecho del que la historia ha dejado demasiadas evidencias que hacen imposible tapar el Sol con un dedo”.

Y luego de mencionar algunos detalles de contexto del momento en que se grabó a Morales ensalzándose por la línea política adoptada con relación a la ex presidenta Jeanine Áñez y la garantía que suponía para la realización de elecciones el año pasado, el diario cruceño vuelve a tomar una experación para afimar que “podría decirse tras conocerse ese video grabado por el celular de uno de los asistentes de aquella reunión, que en este caso aplica perfectamente aquella que dice: Por la boca muere el pez”.

La Razón

La interpretación editorial de La Razón sobre el “video de Evo” tiene mucho de las teorías de la conspiración. “Pronto el video fue viralizado en las redes sociales por actores de la oposición e interpretado por sus operadores mediáticos como la demostración de que Evo ´avaló la sucesión de Áñez´ (sic), ergo, ´no hubo golpe´”, afirma y de inmediato lanza un ataque al tratamiento del tema en otros periódicos: “En el extremo de la manipulación informativa, un diario paceño sustituyó la palabra ´cuidar´ por la palabra ´poner´ (a Áñez). Y su par cruceño llegó a decir que Morales relató en el video ´cómo se debatió la sucesión constitucional que tuvo lugar en 2019, tras su renuncia´”.

“Parece alejado de la ética periodística, o al menos poco profesional, forzar la interpretación de una charla en la que claramente se habla de una estrategia electoral —a la postre victoriosa, con mayoría absoluta de votos—, con la sucesión presidencial de Áñez, cuya constitucionalidad está en cuestión. Son dos lógicas no solo distintas, sino también temporalidades diferentes. El propio Evo aclaró que el video es de mayo de este año, reafirmando que ´pedir la renuncia de Áñez que se caía sola era un error´”, puntualiza el diario ligado a los gobiernos del MAS.

Y para terminar con mordaz elegancia, La Razón afirma que “la persistente pugna de relatos sobre los hechos de la coyuntura crítica 2019-2020 sigue distrayendo la atención público-política, que debiera estar concentrada en medidas y acuerdos para superar la crisis sanitaria y avanzar en la necesaria reactivación económica”, pero vuelve a inclinar su opinión editorial al concluir que “no se trata de ´dar vuelta la página´ y olvidar con impunidad la violación de derechos humanos, sino de que la imprescindible exigencia de justicia siga su curso legal e institucional con debido proceso”, sabiendo que el sistema judicial está sometido al partido de gobierno.

Los Tiempos

La pulseta de relatos y la “guerra política” se extendió hacia la Policía con un proyecto de Ley que busca que el Ministro de Gobierno, un civil que nunca pisó las instancias de formación policial, conduzca el alto mando de esa institución. De ese tema se ocupa este miércoles el editorial de Los Tiempos recordando que “varios han sido los intentos por impulsar un proceso de reforma estructural de la Policía Boliviana”. “Sin embargo, todos quedaron en el camino saboteados internamente por grupos corporativos y desde fuera de la institución por el poder político que busca subordinarla a intereses sectarios”.

Más allá del interés político del masismo en la institución que se amotinó contra Evo Morales en 2019, el diario cochabambino advierte que “reformar la Policía es una tarea altamente compleja precisamente por la misión constitucional que tiene. Sus efectivos están en contacto directo con el mundo de la delincuencia, por lo que las posibilidades de convivir en él es un peligro siempre presenta en este tipo de instituciones en todo el mundo. De ahí que cualquier paso en falso que se pudiera dar tendría efectos directos en la ya precaria seguridad ciudadana”.

Y anota un detalle que puede agudizarse con un político al mando. “… la rígida centralización de su administración y su sumisión al Gobierno (…) permite que se la utilice más como instrumento de represión que como garante del orden como corresponde. Una prueba es su forma de actuar en movilizaciones sociales; si éstas responden al oficialismo no intervienen así sea que se comentan actos de violencia; pero si aquélla es de sectores opuestos al poder político, la represión no tarda y es implacable”. Por tanto, Los Tiempos insite en que la reforma de la Policía debe ser “a través de un proceso convergente entre sus integrantes y la sociedad, en el marco de la Constitución”.


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas