Hecho y dichoPublico.bo

La dura pugna entre el evismo, el choquehuanismo y el luchismo es por la próxima candidatura presidencial del MAS

Resumen de un trabajo de reportería y dos editoriales de dos diarios bolivianos.

Escucha la noticia

La futura candidatura del MAS alienta la pugna por el gabinete – Página Siete

El sector Hecho y Dicho de publico.bo comienza en esta ocasión con el resumen de una nota informativa redactada por el periodista Juan Pérez Munguía del diario Página Siete que pone sobre la mesa lo que parece ser el elemento central de la dura pugna política en el masismo, es decir la futura candidatura presidencial disputada en este momento por el jefe del MAS, Evo Morales, el vicepresidente David Choquehuanca y el presidente Luis Arce, en ese orden.

Falta mucho tiempo para los próximos comicios generales, dirán muchos, pero en política el tiempo corre de distinta manera. Así lo entienden las tres corrientes del masismo cuyos representantes coinciden en señalar que la presión de Morales para el cambio de ministros en el gabinete de Arce obedece a la intención de preparar el terreno para una nueva candidatura del caudillo masista, venciendo claro está el veto moral, ético y político que provocó el fraude electoral que encabezó en las elecciones de 2019.

“En el MAS hay tres potenciales candidatos, las últimas encuestas le dan potencialidad a Luis Arce, pero las organizaciones en su mayoría respaldan a Evo Morales. Se habla también de la candidatura de David Choquehuanca. Estas pugnas de poder en el MAS son para fortalecer los liderazgos y candidaturas”, afirma Omar Aguilar, exsenador del MAS y ahora colaborador de la Alcaldesa de El Alto, develando que la pugna en el masismo por espacios en gabinete de ministros está muy lejos de los intereses y las preocupaciones de la población boliviana.

El bloque Choquehuanca ¿al congelador? – Página Siete

Ahora sí resumiendo los editoriales sobre la temática en cuestión, el texto de opinión de Página Siete comienza recordando que Evo Morales, la figura que aglutinaba a todas las facciones internas del masismo, se encargó de anular a Román Loayza, Alejo Véliz, Félix Patzi, Damián Condori y recientemente a Eva Copa. “… su poder está disminuido (pero), pretende replicar sus tácticas para sacarse del camino a sus potenciales competidores, que por ahora son el vicepresidente David Choquehuanca y el presidente Luis Arce”, afirma el editorial del diario paceño.

Para graficar la intencionalidad de Morales con relación a sus adversarios internos, Página Siete recuerda que en los últimos días presionó para cambios en el gabinete de Arce y calificó de “error garrafal” el surgimiento del Bloque Choquehuanca. Y como Morales siempre tiene quien le haga el trabajo sucio, el editorial recoge las declaraciones del vicepresidente del MAS, Gerardo García, que desahució a la corrientes del Vicepresidente y su objetivo de ser el nuevo líder del masismo porque sólo fue un técnico que colaboró políticamente en su momento.

Centrándose en la pugna Morales versus Choquehuanca, Página Siete recuerda dos antecedentes de la dureza del primero con el actual Vicepresidente: cuando decidió sacarlo de su gabinete ministerial y cuando relegó su candidatura presidencial y optó por Luis Arce. “Lo que resta saber ahora es si Morales mantiene la fuerza para mandar a Choquehuanca al congelador o si éste puede disputarle el liderazgo. El round más próximo lo veremos en el cambio de gabinete”, finaliza el editorial de Página Siete.

El gabinete del presidente – El Deber

Otro diario que editorializó sobre la pugna por espacios en el gabinete de Luis Arce es El Deber, que este lunes inició su editorial marcando que falta poco para el 22 de enero, fecha en la que debería realizarse un ajuste en el equipo de ministros pensando en el bienestar general y no por presiones internas. “Si bien el Gobierno de Luis Arce puede ser mejor, sobre todo en lo que se refiere a la importancia de gobernar para todos los bolivianos, se debe respetar que él es el presidente de Bolivia y que, entre sus responsabilidades está la definición de quiénes son sus colaboradores en el gabinete de ministros”, afirma.

El Deber pone en evidencia el malestar que existe en el masismo, sobre todo en la corriente liderada por Evo Morales, contra ocho ministros porque no le hicieron la venia al Jefe del MAS o no están inscritos en el denominado instrumento político, entre otras razones. “En ninguno de los casos se ha mencionado que los ministros deben ser cambiados por un interés mayor del país”, añade para decir que hay ministros que no merecen permanecer como tales porque no hicieron nada en cuanto al avasallamiento de propiedades agrícolas en el oriente del país y deliberadamente no trabajan con el sector privado que genera importantes ganancias para el país en exportaciones.

El Deber sostiene que el Presidente está ante la encrucijada de ceder a las presiones internas del evismo o realizar ajustes en su equipo de colaboradores pensando en el bienestar nacional. “Luis Arce es presidente por el 55% de los votos de los bolivianos y es una pena que sean miembros de su propio partido los que se constituyan en la principal oposición a su gobierno”, afirma el diario cruceño refiriéndose no solamente a las corrientes políticas internas, sino a pequeños grupos irracionales como los antivacunas.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas