Hecho y dichoPublico.bo

De victorias, derrotas y desconfianzas: Página Siete, El Deber y Los Tiempos analizan el conflicto y sus derivaciones

Aquí un resumen de los editoriales de los principales diarios de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba.

Escucha la noticia

Página Siete – Una victoria del pueblo

“Se las jugó y perdió”. Es la sentencia del diario de La Paz en el primer párrafo de su editorial de este lunes y está sustentada en el criterio de que Luis Arce apostó al fracaso de paro multisectorial indefinido contra la Ley 1386, pero tuvo que retroceder tras una semana de paralización de actividades, “bloqueos, violencia policial, enfrentamientos entre civiles, más de 70 heridos, más de 130 detenidos y un fallecido”. No le quedó otra que anunciar la abrogación de la cuestionada “ley madre”.

El editorial repasa las cosas que se pusieron en evidencia durante el conflicto, como el “rostro de guerra” del vicepresidente David Choquehuanca, la beligerancia de Luis Arce, los soldados de la revolución presentados por Evo Morales, la crueldad de la Policía en las acciones represivas, el sospechoso movimiento de tropas y armamento militares, los ataques de encapuchados en camionetas oficiales, la acción de grupos afines al masismo como si fueran “milicias”, y el cambio de comandantes policiales, además del ascenso de generales, para evitar revueltas en esa institución.

“El Gobierno trató de instalar la teoría de otro ‘golpe de Estado’ y acusó a los medios de ser los responsables de la desinformación en torno a la  ley”, añade Página Siete que termina su editorial reflexionando sobre el presidente Arce. “… si bien tiene casi todo el poder estatal en sus manos, los límites y contrapesos le vendrán de la calle. Y, si va sumando derrotas, también irá acumulando debilidad. Es hora de abandonar el autoritarismo y gobernar para todos los bolivianos”.

El Deber – Todos hemos perdido

Su editorial de este lunes expresa una certeza: “todos hemos perdido”, al margen de quien gane finalmente la pulseada por la Ley 1386. El Deber señala que hemos perdido en el terreno democrático porque no se aprendió ni a escuchar ni a dialogar; hemos perdido en el ámbito económico porque se sigue derrochando recursos en los conflictos pese a las carencias del país; hemos perdido el buen humor colectivo porque cada quien se atrinchera en su verdad.

El Deber afirma que también hemos perdido como país por no tener el valor de resolver nuestros problemas y hemos perdido imagen porque al mostrarnos conflictivos, lastimamos el presente y castigamos el futuro de la nación. “De seguir así pasarán los días y las noches y el país quedará anclado en el pasado, lleno de rencores y revanchas”, cuestiona el editorial del diario cruceño.

Finalmente, sostiene que hemos perdido la oportunidad de aprender lo que nos dejó la pandemia de coronavirus al obstinarnos en tensionar las situaciones y generar enfrentamientos después de las angustias que vivimos como sociedad durante un año y medio. “Queda la duda si hemos perdido la capacidad de crear consensos y entendernos o los liderazgos que transitan estos momentos históricos no están a la altura de las circunstancias. ¿Qué estamos esperando?”, finaliza el editorial de El Deber.

Los Tiempos – ¿Confiar en el Gobierno?

El editorial del diario cochabambino de este lunes se ocupa de la deteriorada imagen del presidente Luis Arce y de la creciente desconfianza ciudadana en él como Presidente. “La palabra del Jefe de Estado no es suficiente para poner fin a las protestas, no se le cree”, afirma Los Tiempos luego se anotar que regiones como Santa Cruz y Potosí condicionan el levantamiento del paro multisectorial indefinido a la promulgación por parte del Presidente de la norma que abrogará en los hechos la Ley 1386.

Los Tiempos refuerza su afirmación sobre la falta de credibilidad en la palabra del Presidente en tres hechos recientes: que a más de dos semanas del secuestro y torturas a 17 personas en una propiedad agrícola en la provincia cruceña Guarayos no haya un solo detenido; no haber destituido al ahora exministro de Educación envuelto en un caso de corrupción que derivó en su imputación y pedido fiscal para que guarde detención domiciliaria; y el anuncio de la abrogación de la Ley 1386 rodeado por dirigente del Pacto de Unidad y de la COB como si fuera un asunto sindical o político.

Y la mayor evidencia del deterioro de la imagen del Presidente, según el editorial de Los Tiempos, es la trifulca que se armó el lunes de la semana pasada entre oficialistas y opositores en la Asamblea Legislativa, “mientras él se esforzaba por hacer audible un discurso hostil, más de campaña electoral que de informe presidencial”. “Arce es presidente de todos los bolivianos, pero su desempeño en un año le ha merecido la desconfianza incluso de sus electores”, remata el editorial de Los Tiempos.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas