DeFrente
Tendencia

Álvaro Ríos: “El país se nos muere si seguimos importando hidrocarburos al ritmo que vamos”

Álvaro Ríos habló sobre las perspectivas del mercado internacional de combustibles, la evaluación de la producción de gas natural en los últimos años y el análisis de la importación, exportación y exploración de hidrocarburos en Bolivia.

Escucha la noticia

Ríos es ingeniero químico, graduado por la Universidad de Texas A&M, con posgrado en la Universidad de Houston. Ha sido secretario de la Organización Latinoamericana de Energía y Ministro de Hidrocarburos. Actualmente, es socio de la consultora Gas Energy Latin America.

“Antes de la invasión de Rusia a Ucrania, el mundo ya venía en un cambio. Para la transición energética se frenó mucha exploración y explotación, sobre todo el financiamiento de los hidrocarburos. Con la pandemia el freno se radicaliza y en la pospandemia la demanda vuelve a la normalidad. Creo que todavía estamos muy lejos de llegar a descarbonizar el planeta. Las energías intermitentes son programas muy dificultosos, el mundo aún consume un 80% de combustibles fósiles. Lo primero sería reemplazar el carbón por el gas natural para la generación de energía eléctrica”, señaló.

El experto dijo que se ha dado un cambio en la logística: “el diésel está escaso en el mundo, incluso prepagando meses antes. Eso encuentra a Bolivia en un momento complicado. No es el lugar adecuado por la inseguridad jurídica, por el proceso nacionalista, porque no se pagan los compromisos que se hacen. Un solo pozo exploratorio no va a brindar alivio a la declinante producción”.

“Asociado al gas natural vienen los condensados, que también están cayendo. Importamos el 70% del diésel y el 50% de la gasolina. Son cerca de 1.000 millones de dólares en cuatro meses y van a ser 3.200 millones de dólares hasta fin de año. Será el primer año de déficit energético. Todo esto, debido a una fallida política exploratoria”, indicó.

Ríos dijo que la escasez de diésel se da “en Venezuela, Argentina y Bolivia por los subsidios. En Venezuela y Bolivia hay un solo ente controlante de este combustible. No es el sector privado sino el Estado. Esa es la causa del desabastecimiento”.

“Tenemos petróleo y gas y lo estamos dejando bajo la tierra. Primero el país debe volverse creíble ante las inversiones, dejar que las empresas chicas hagan desarrollo intensivo de los campos menores. Y necesitamos un marco de incentivos mucho más atractivo”, remarcó.

El ex ministro de hidrocarburos dijo que se deberían dar las condiciones “a las empresas que operan acá. Si negocias un plan de IDH cero por diez años y cobrarlo después, se pueden lograr 2.000 o 5.000 millones de dólares de inversión. Está en manos tanto de los gobernantes como de la oposición”.

“Hay reglamentos confusos, que no permiten decir cuál es hidrocarburo nuevo o viejo. Esto debe establecerse por ley, no por decreto. El país se nos muere si seguimos importando hidrocarburos al ritmo que vamos”, concluyó.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas