EconomíaOpinión

Cinco libros de Economía que todo el mundo debería leer

Aquí presentamos algunas sugerencias en orden ascendente de dificultad que podrían ayudarte a adentrarte en la Economía

Escucha la noticia

Por Luis Pablo De La Horra1

¿Cuándo fue la última vez que leíste un libro de Economía? Si tu respuesta es «cuando estaba en el instituto» o «nunca he leído un libro sobre un tema tan aburrido», aquí tienes algunas sugerencias en orden ascendente de dificultad que podrían ayudarte a adentrarte en la Economía.

El hecho de que recientemente haya dedicado un artículo a esta obra maestra demuestra el especial apego que le tengo a Henry Hazlitt y a esta obra en particular. En La economía en una lección, el autor desmonta una serie de falacias económicas muy extendidas utilizando un lenguaje sencillo y accesible. Si deseas conocer algunos principios económicos básicos, aunque importantes, este es su libro. Un consejo antes de empezar a leerlo: deshazte de tus prejuicios y preconceptos para poder sacarle el máximo partido.

Muy poca gente sabe que esta introducción a la Economía de libre mercado está basada en la serie de televisión homónima emitida en 1980, y no al revés. Como uno de los mejores comunicadores de la historia de las ideas del libre mercado, Milton Friedman era consciente de que un programa de televisión sería mucho más impactante que un libro. Y tenía razón. Sin embargo, el tremendo éxito que alcanzó la serie de televisión llevó a Rose y a Milton a convertirla en un libro. La versión impresa sigue la misma estructura que la serie de televisión: cada capítulo/episodio aborda un tema de política pública desde la perspectiva del libre mercado.

La cuestión que Acemoglu y Robinson analizan en este magnífico libro es antigua y, sin embargo, extremadamente relevante en la actualidad: ¿qué factores determinan la prosperidad de un país?

Tras examinar múltiples ejemplos históricos, los autores concluyen que la prosperidad está estrechamente vinculada con el desarrollo de instituciones políticas y económicas inclusivas, en contraposición con las instituciones extractivas. Mientras que las primeras incentivan la innovación y el crecimiento económico (un marco jurídico que proteja los derechos de propiedad, el pluralismo político, etc.), las segundas sólo benefician a la clase dirigente en detrimento del resto de la población. En definitiva, Por qué fracasan las naciones es un libro imprescindible para entender las causas de la pobreza y el subdesarrollo en el mundo actual.

Esta breve obra defiende la deflación en una economía en crecimiento. Políticos, economistas y banqueros centrales siempre nos han advertido de los problemas de la deflación. Esta es la razón por la cual la mayoría de los Bancos Centrales aspiran hoy en día a un objetivo de inflación del 2 %: el temor a la deflación lleva a los banqueros centrales a rechazar incluso la estabilidad de los precios a favor de un pequeño aumento del nivel de precios cada año. George Selgin distingue entre la deflación mala (resultante de las perturbaciones de la demanda agregada) y la deflación buena (descenso del nivel de precios debido al aumento de la productividad). Mientras que la primera debe evitarse a toda costa, la segunda es la consecuencia natural del crecimiento económico: si la productividad aumenta, los costos de producción por unidad bajan, lo que, en un mercado competitivo, debería conducir a una disminución de los precios. Aunque un poco técnico, este libro debería ser leído por cualquier persona interesada en la economía monetaria. Un clásico.

La Teoría General es uno de los libros más influyentes de la historia de la ciencia económica. Escrito durante la Gran Depresión, el trabajo de Keynes representó un importante punto de inflexión en la forma en que los economistas y el público en general veían la Economía. Keynes defendió la intervención del gobierno en forma de gasto deficitario para compensar el descenso de la actividad económica durante las recesiones. Independientemente de si se está de acuerdo o no con la economía keynesiana, la lectura de La Teoría General es de suma importancia si se pretende desmontar algunos mitos sobre el pensamiento de Keynes. Por ejemplo, se suele pensar que Keynes estaba a favor de los métodos matemáticos en Economía. Sin embargo, tenía algunas reservas sobre ellos:

Una proporción demasiado grande de la economía «matemática» reciente son meras invenciones, tan imprecisas como los supuestos iniciales en los que se apoyan, que permiten al autor perder de vista las complejidades e interdependencias del mundo real en un laberinto de símbolos pretenciosos y poco útiles».

Estas palabras podrían haber sido pronunciadas perfectamente por el propio F. A. Hayek, probablemente el más importante de sus oponentes intelectuales.

Si quieres darle una oportunidad a la Economía, te sugiero que empieces con La economía en una lección o Libre para elegir. Si los disfrutas, trata de leer los demás. No te arrepentirás.

 

1es Licenciado en Inglés y Magíster en Finanzas. Escribe para FEE, el Instituto de Asuntos Económicos y Speakfreely.today.

Este artículo fue publicado originalmente en panampost.com el 02 de abril de 2022.

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas