Economía

La Semana Económica: perspectivas de desaceleración y crowding-out

Escucha la noticia

Desaceleración 2022

Los efectos del rebote en el 2021 podrían irse diluyendo en el año que comienza, de acuerdo a diversas previsiones de organismos especializados. El Fondo Monetario Internacional prevé que Bolivia crecerá (o “rebotará”) en el 2022 a un 4% del PIB, mientras que para el Centro Boliviano de Estudios Económicos (Cebec), el think tank de Cainco, la proyección sería de 3,5%.

En ambos casos, se trata de cifras menores a los pronósticos oficiales. La desaceleración pondría en entredicho la suficiencia de los “motores” económicos elegidos por el gobierno, como el gasto público y el consumo.  

Crowding-out

Expertos del campo financiero como Jaime Dunn alertan que en Bolivia se está viviendo un fenómeno de crowding out, también denominado efecto desplazamiento, situación que se da cuando la deuda pública ofrece un alto rendimiento que desvía la inversión del sector privado.

Esto ya estaría afectando al mercado boliviano de valores, donde ciertas emisiones se han visto obstaculizadas por la distracción de recursos hacia las letras y bonos del Tesoro. De esta manera, el Estado se ha convertido en un competidor asimétrico del sector privado, en la carrera por los recursos financieros.

Omicronomics

Una externalidad que también puede influir en el desempeño del crecimiento, sobre todo en el primer trimestre del año, es el efecto de los confinamientos mundiales y nacionales por la nueva cepa del Covid. La economía de Ómicron, que podríamos bautizar como “Omicronomics”, ya está incidiendo sobre las cadenas globales de suministros, lo que en el caso de Bolivia puede traducirse en cierta importación de precios altos.

El desafío, aquí y en el exterior, estaría en aplicar lo aprendido en los confinamientos iniciales, evitando excesos, emulando la consigna lanzada por el Ministerio de Salud de Francia: “el control de los contagios al tiempo que se preserva la vida socioeconómica”.

Gabinete económico

Mientras tanto, a lo largo de la semana que pasó se intensificaron las presiones internas en el partido de gobierno para algunos cambios en el gabinete ministerial. Varios analistas coinciden en que esto no llegaría a tocar a los principales espacios del gabinete económico, sujeto al control personalísimo del presidente Arce.

La duda es si podrían darse algunas sustituciones en la primera o segunda línea de las carteras de Hidrocarburos y Desarrollo Productivo.  

Ni una molécula

La comunicación telefónica entre el mandatario boliviano y el presidente electo de Chile impulsó expectativas sobre la agenda bilateral, lo que en otras circunstancias podría haber abierto posibilidades para una diplomacia del gas.

Actualmente, es difícil que esto ocurra, tanto por la reducción de reservas hidrocarburíferas como por la competencia de Argentina, que ya exporta a Chile más de 10 millones de metros cúbicos por día de gas natural. Sin contar con el candado puesto por el referéndum del 2004, que impide venderle “ni una molécula” de gas al país vecino.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Emilio Martinez

Escritor y analista político

Publicaciones relacionadas