Hecho y dicho

Avasallamientos, secuestros, grupos armados, narcotráfico: tres miradas críticas a la lenta reacción del Gobierno

Aquí un resumen de los textos de opinión de El Deber, Página Siete y Los Tiempos.

Escucha la noticia

El Deber – Secuestro y tierras; el gobierno tiene la palabra

El diario del departamento donde se están produciendo violentos avasallamientos y el secuestro de 17 personas durante siete horas, el último jueves, analiza en su editorial de este domingo los graves hechos sucedidos en Las Londras y afirma que la ausencia de Estado es “intolerable” porque la reacción del Gobierno nacional fue “lenta e ineficiente”, pues los policías llegaron a la propiedad invadida a punta de bala dos días después y hasta el momento no existe un solo detenido, pese a que se identificaron al menos dos avasalladores recibiendo al director departamental del INRA, Adalberto Rojas, en Las Londras al día siguiente del secuestro.

El Deber describe todo lo que no debería ocurrir en casos como el de Las Londras: “tibia reacción” gubernamental “sin resultados claros hasta el momento”; actuación sospechosa del INRA pues los avasalladores cuentan con información sobre tierras en proceso de saneamiento y directores que hacen declaraciones insólitas como afirmar que  “la toma de rehenes era una especie de montaje armado por quienes se sienten afectados por las invasiones”; y el presidente Luis Arce que “no ha abierto la boca” sobre el impune avasallamiento de tierras productivas en el oriente del país.

El editorial añade un elemento de enorme gravedad: detrás de la toma de tierras por parte de grupos armados dispuestos a todo y es “la mano negra y sanguinaria” del narcotráfico. “Por eso es que si la Policía y el Ministerio de Gobierno siguen demorando la captura de los cabecillas y una acción contundente contra la existencia de este tipo de milicias dejan lugar a la sospecha de que hay un encubrimiento intolerable”. Por todo lo anotado, El Deber considera que el Gobierno debe dar “señales claras y contundentes” porque de no hacerlo “las consecuencias serán nefastas para Bolivia y también para el Gobierno de Luis Arce”.

Página Siete – Grupos armados en Bolivia

Su editorial del sábado comienza recordando que Página Siete ya alertó sobre grupos armados en Guarayos en un reportaje del 26 de septiembre de este año. “Como pasa con muchas otras alertas, el Gobierno no se dio por aludido y el caso pasó al olvido en la vorágine informativa del país”, lamenta el editorial y afirma que el jueves se volvió a saber de los grupos irregulares con el secuestro de 17 personas “al más crudo estilo de los terroristas o paramilitares que operan en otros países latinoamericanos”.

La disputa de las tierras entre los agroindustriales, los indígenas y los interculturales no es nuevo, recuerda Página Siete y menciona que la Fundación Tierra denunció que entre 2014 y 2019 el INRA otorgó 1.400 autorizaciones de asentamientos de nuevas comunidades en Santa Cruz  pero “escondió sistemáticamente toda información sobre quiénes son los beneficiarios”, lo que está derivando en la aparición de grupos armados que pueden convertirse en una verdadera pesadilla para el país en el futuro si es que no son desarticulados a tiempo.

Con ironía, Página Siete afirma que el Gobierno es muy eficiente para perseguir y meter a la cárcel opositores acusándoles de grupos irregulares, como ocurrió con la Resistencia Juvenil Cochala y remata: “Habrá que ver si ahora tiene la misma eficiencia para perseguir a los cabecillas de estas organizaciones armadas que operan en el campo cruceño”. El editorial termina recomendando al Ejecutivo sentarse con todos los actores del tema tierras para poner fin a lo que “puede ser el mayor y más violento conflicto de la gestión de Luis Arce”.

Los Tiempos – Estado, tierras y violencia

En el segundo párrafo de su editorial de este domingo, el periódico cochabambino afirma que el Gobierno de Luis Arce no parece estar interesado en desarticular grupos irregulares armados que avasallan violentamente tierras y toman como rehenes a quienes se les crucen en el camino porque “la acción de las instancias estatales encargadas de garantizar la paz, la vigencia de las leyes y los derechos ciudadanos no es proporcional a la violencia de los avasalladores”.

Los Tiempos sostiene que lo sucedido en Las Londras hubiese pasado como otro episodio más en la lista de avasallamientos impunes si es que los rehenes tomados el jueves por un grupo armado en Las Londras no hubiesen sido periodistas y policías comandados por un coronel y afirma que no es difícil imaginar lo que hubiera ocurrido con  los secuestrados si un camarógrafo y un propietario del predio avasallado no escapaban y no pedían auxilio.

La lenta reacción del Ejecutivo y la Policía son criticados por el editorial de Los Tiempos que termina señalando que queda claro que el Gobierno no impone el imperio de la ley cuando de tierras se trata. “La pregunta es si es por negligencia, inoperancia o por intereses en un tráfico tan lucrativo que dos ministros de Desarrollo Rural y Tierras de Luis Arce ya fueron destituidos por estar involucrados.

 


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas