Internacional

Ucrania y Rusia acuerdan una nueva ronda de negociaciones sin fecha mientras Moscú intensifica la ofensiva militar

Las expectativas sobre una solución al conflicto bélico son bajas.

Escucha la noticia

Las delegaciones de Ucrania y Rusia se han sentado a negociar este lunes, mientras la ofensiva militar de Moscú se intensificaba en territorio ucraniano. La reunión ha terminado tras cinco horas con el compromiso de continuar el diálogo en los próximos días, informó el diario español El País. Las perspectivas de que las negociaciones lleguen a algún punto de resolución del conflicto, sin embargo, son bajas.

Leonid Slutski, diputado de la Duma estatal y presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores, señaló que la posición de Moscú sobre los resultados de las negociaciones con la parte ucraniana se acordará con los líderes de Rusia dentro de las próximas 24 horas.

Por su parte, el asesor de la oficina presidencial de Ucrania, Majaíl Podoliak, dijo en un video difundido en Telegram que “las partes han esbozado unos temas prioritarios sobre los que se vislumbran ciertos avances”.

El jefe de la delegación de negociación rusa, el exministro de Cultura Vladímir Medinski, aseguró antes de la cita que Moscú buscaba un acuerdo que beneficiara a ambas partes. “Cada hora que el conflicto se prolonga, ciudadanos y soldados ucranios mueren. Nos hemos propuesto llegar a un acuerdo, pero tiene que ser en el interés de las dos partes”, sostuvo.

La delegación ucraniana, encabezada por el ministro de Defensa, Oleksii Reznikov, exigió unas horas antes del encuentro un “alto el fuego inmediato” y la retirada de las tropas rusas de su territorio.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, pidió a la Unión Europea que permita a Ucrania acceder como miembro mediante un “nuevo procedimiento especial” que asegure su integración “inmediata” mientras se defiende de la invasión de las tropas rusas.

“Nuestro objetivo es estar con todos los europeos y, sobre todo, ser iguales. Estoy seguro de que es justo. Estoy seguro de que nos lo merecemos”, dijo Zelenski en un video compartido en las redes sociales.

El Ejército ucraniano, ayudado por brigadas formadas por civiles, ha logrado repeler la ofensiva rusa hasta ahora, pero Vladimir Putin no ha cargado con todo su potencial y las fuerzas ucranianas empezaron a tener escasez de suministros, municiones y van quedando aisladas por franjas en distintos puntos del país.

Además, el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas ucranianas ha acusado a Moscú de atacar aeródromos civiles e infraestructuras críticas como oleoductos o plantas de energía y suministro, en violación del derecho humanitario.

Pese a la ofensiva y al temor de que el jefe del Kremlin cargue con todo, Kiev ve como una pequeña victoria la celebración de las conversaciones con Moscú “sin condiciones”. “El enemigo esperaba un camino fácil, pero se encontró con un verdadero infierno”, aseguró el domingo el primer ministro, Denis Shmigal.

Zelenski, que, según los servicios de espionaje ucranianos y de Estados Unidos, es uno de los objetivos prioritarios del Kremlin, que busca descabezar al Gobierno, no ha asistido a la mesa del diálogo este lunes y ha optado por enviar a una delegación.

“Realmente no creo en el resultado de esta reunión, pero haré lo que esté en mi mano. Que ningún ciudadano de Ucrania tenga ninguna duda de que yo, como presidente, no he tratado de detener la guerra”, dijo el mandatario.

Mientras tanto, Rusia ya nota los efectos de la condena internacional por la invasión. Las sanciones han derivado en el cierre del espacio aéreo de la Unión Europea a las aerolíneas rusas y a los aviones privados fletados por Rusia, que usan muchos de los oligarcas y personas de la órbita del Kremlin. Las duras penalizaciones han hundido además la moneda rusa, el rublo, que se ha desplomado.

Los rusos observan cómo la guerra de Putin volatiliza sus ahorros. La moneda nacional, ya devaluada en los últimos años, se hundía en la preapertura de los mercados más de un 30%.

Para hacerse una idea del descalabro, antes de comenzar las sanciones con la anexión de Crimea de 2014 se cambiaba el euro a algo más de 40 rublos, antes de comenzar la invasión la pasada semana cada euro se cotizaba en 85 rublos y este lunes por la mañana se hundía a 127 rublos por euro.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas