Internacional

Venezuela apoya a Putin, Argentina pide cesar los ataques y Bolivia aún no se pronuncia

Bolivia mantiene lazos políticos y comerciales con Rusia.

Escucha la noticia

El presidente argentino Nicolás Maduro respaldó a Rusia y mandatario Vladimir Putin luego de que reconociera la independencia de las repúblicas de Donetsk y Lugansk y enviara tropas militares a esos territorios. En cambio, el gobierno argentino hizo conocer este jueves hace su más firme rechazo al uso de la fuerza armada y lamenta profundamente la escalada de la situación generada en Ucrania.

La administración de Luis Arce todavía no ha tomado una posición oficial hasta el momento.

“Hemos estado atentos a los acontecimientos en Rusia, en Ucrania, observando, no desde ahora, observando la evolución del proceso donde el imperio norteamericano y la OTAN pretenden por la vía militar acabar con Rusia, detener a Rusia y acabar con este mundo multipolar que ya es una realidad”, señaló Maduro.

El líder del régimen venezolano destacó que en el siglo 21 llegó un proceso de recuperación de la economía de Rusia con la llegada de Vladímir Putin. “Nuestro comandante Chávez logró enlazar y forjar una amistad profunda con el presidente Putin”, destacó sobre las buenas relaciones que han tenido durante varios años con Rusia.

En Buenos Aires, la Cancillería argentina emitió un primer comunicado en el que expresó la “preocupación” del gobierno de Alberto Fernández por la situación en Ucrania y pide que cesen las acciones militares rusas.

“La República Argentina, fiel a los principios más esenciales de la convivencia internacional, hace su más firme rechazo al uso de la fuerza armada y lamenta profundamente la escalada de la situación generada en Ucrania”, señala el comunicado oficial argentino.

“Las soluciones justas y duraderas sólo se alcanzan por medio del diálogo y compromisos mutuos que aseguren la esencial convivencia pacífica. Por ello llama a la Federación de Rusia a cesar las acciones militares en Ucrania”, afirma el documento.

“Reitera la necesidad del pleno apego a todos los principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, sin ambigüedades ni dando preeminencia a unos sobre otros, con pleno respeto del derecho internacional, a la soberanía de los estados y su integridad territorial, la solución pacífica de las controversias y el pleno y profundo respeto por los derechos humanos”, añade.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas