Noticias

Muere otra universitaria y ya van cinco las víctimas de la avalancha humana en la Tomás Frías

Se trata de Plácida Isla, una joven de 28 años de Contaduría Pública.

Escucha la noticia

La universitaria recién egresada de la Carrera de Contaduría Pública Plácida Isla de 28 años murió este martes a las 05:00 y se convierte lamentablemente en la quinta víctima mortal de la avalancha humana que produjo la detonación de una granada de gas hace un mes y seis días en una asamblea estudiantil de la Universidad Autónoma Tomás Frías.

La nueva víctima del trágico hecho ocurrido en el coliseo deportivo, planificado por dirigentes universitarios que buscaban frenar la asamblea estudiantil para que no se aprueben las reglas de juego para la elección de una nueva Federación Universitaria Local (FUL), se encontraba internada en el Seguro Universitario de la ciudad de Potosí con un diagnóstico reservado.

Familiares de la universitaria Plácida Isla protestaron en el centro médico universitario por una aparente negligencia en la atención de la joven. La fiscal departamental Roxana Choque informó al programa Antes de Mediodía de radio Fides que la paciente habría sido llevada incluso a la ciudad de Sucre para su atención médica.

El hermano de la fallecida afirmó que necesitaba una mayor asistencia médica, mientras se analizaba si se podía cubrir los costos. Denunciaron que no se tuvo la presencia de los especialistas.

Choque sostuvo que los cuatro acusados se encuentran aún detenidos de manera preventiva en la cárcel de Cantumarca, luego de que presentaron recursos para defenderse en libertad, intentos que fracasaron gracias a los argumentos del Ministerio Público en las audiencias.

La Fiscal Departamental sostuvo que se están reuniendo todos los elementos probatorios para encarar el juicio por asesinato contra los cuatro acusados y otros que puedan aparecer en el curso de las investigaciones.

A raíz de la tragedia en la Universidad Tomás Frías, se descubrió que Max Mendoza, dirigente universitario por tres décadas, gozaba de privilegios en el Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB), como un sueldo de 21.870 bolivianos, entre otros, y era el principal interesado en que no exista renovación en la FUL potosina y con ello se bloquee la continuación del congreso de universidades iniciado en 2018 pero declarado en cuarto intermedio, tiempo en el que Mendoza lucró y se benefició ilegalmente de recursos del Estado.

Actualmente Mendoza guarda detención preventiva en la cárcel de San Pedro de La Paz y otras exautoridades del CEUB declararon en la Fiscalía de La Paz pero se mantienen en libertad.


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas