OpiniónPolítica

La Wiphala no es una bandera

Edgar Sánchez Aguirre

Ing de Software (Especialista en resolución de conflictos)

Escucha la noticia

La Wiphala no es una bandera, las banderas derivan de símbolos que adoptaron las tribus, grupos, o bandas en Europa, también las banderas fueron adoptadas por los piratas, posteriormente fue adoptado por los imperios, países, etc. siempre con el objetivo de diferenciarse de unos a otros.

El objetivo principal fue usarla en contra de otros, es decir su utilización fue exclusivamente para guerras que generaban muerte y esclavitud en Europa. A nuestro continente los españoles llegaron con banderas y estandartes del rey de España, de la iglesia y otras, en nuestros tiempos el objetivo no ha cambiado en su totalidad, la bandera es símbolo de sometimiento a pueblos enteros, a diferencia totalmente radical del significado de la Wiphala.

La Wiphala, fue concebida por los pueblos indios de América, como la materialización de los colores del arco iris, en la cual se conceptualizo el pensamiento filosófico de los indios. Está compuesta por dos términos, Wiphay que es la tela y Phala-Phala, que es producido por el efecto del viento, se utilizaban en los barcos de totora del lago Titicaca, materialización concebida de la misma naturaleza, naturaleza que no era diferente de un pueblo con otro, la Wiphala se materializo para manifestar que todos somos iguales ante la naturaleza. Para los pueblos indios, la Wiphala significa unidad entre los pueblos, igualdad entre los hombres, equilibrio con la naturaleza, es símbolo de armonía entre el hombre y la naturaleza.

La Wiphala es cuadrada, que significa que nadie es superior a nadie, a diferencia de la bandera, que es rectangular, triangular y otras formas donde siempre sus lados son desiguales, por eso el mundo es desigual, la Wiphala busca la igualdad, cada uno de sus colores manifiesta los valores y pensamiento indio de equilibrio, su concepción es de hace miles de años atrás, tal como se demuestra en las pinturas de las cerámicas de Tiawanacu, tallados en los muros, etc. 

Se utiliza también en los trabajos agrícolas, ceremonias, fiestas, para manifestar agradecimiento a la Pachamama, después de la invasión de los españoles su utilización fue prohibida, por eso nuestros abuelos dicen que desde 1432 estamos en la época de Ch’amaq Pacha, que significa época de la oscuridad, pero a partir de 1970 muchos indios aprendieron a leer, comenzaron a escribir, la campaña de 500 años de resistencia en todo el continente de 1990, sirvió para reivindicar y hacer flamear nuevamente nuestra sagrada Wiphala, que hasta entonces estaba prohibida, hoy en día legalizada en la CPE, negarlo significa retroceder 500 años, cerrar los ojos a la realidad, pero sobre todo significa racismo de blancos contra los indios, desconocimiento a sus hermanos, padres, abuelos y a su verdadera historia.

La Wiphala en la época del Tawantinsuyo, también se expresaba en los cuatro suyos con colores provenientes de la Wiphala de 7 colores, la blanca representaba al Qullasuyo, la amarilla al Cuntisuyu, la roja al Chinchaysuyu y la verde al Antisuyo, concibiendo al mundo en 4 partes iguales (actualmente en las danzas y costumbres agrícolas en nuestro país siguen utilizando la wiphala blanca).

La Wiphala guarda toda la historia de la cultura indoamericana, desde Alaska a Tierra de Fuego, desde la costa del Pacifico hasta los del Atlántico, por lo que su importancia de leerlo e interpretarlo, no es cuestión política sino sencillamente histórica y filosófica.

En los últimos días la polémica por la Wiphala fue completamente innecesaria, discriminarlo significa fortalecer a un partido político que utiliza la Wiphala para dividir, adoptarlo como algo nuestro significaría quitar la hegemonía discursiva del gobierno, que cree que es algo suyo, propio y exclusivo de ellos, la Wiphala no es del MAS, es nuestro, es nuestra historia, es el camino de todos.

*La opinión expresada en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no representa necesariamente la posición oficial de Publico.bo


Cuentanos si te gustó la nota

75% LikesVS
25% Dislikes

Edgar Sánchez Aguirre

Ing de Software (Especialista en resolución de conflictos)

Publicaciones relacionadas