InterfazPublico.bo

Advertencias, discrepancias, debilidad: a la congeladora la Ley que subordina a policías

El proyecto de Ley que pone a un civil por encima del Comandante y Subcomandante de la Policía será tratado eventualmente después del receso invernal de los parlamentarios. Las duras críticas de Juan Ramón Quintana y las advertencias veladas de los policías hicieron retroceder otra vez al gobierno de Luis Arce.

Escucha la noticia

De occidente a oriente, las bajas temperaturas se apoderan del país. En cambio, el proyecto de Ley que propone que un civil encabece el mando nacional de la Policía y que fue aprobado en la Cámara de Diputados comenzaba a calentar el ambiente político, institucional y social en varias partes del territorio. De pronto, la norma que también plantea la designación de 20 generales fue enviada a la congeladora parlamentaria luego de advertencias cifradas enviadas por policías al Legislativo y Ejecutivo, fuertes discrepancias políticas en la cúpula del masismo y la pusilanimidad del actual gobierno para sostener su agenda legislativa.

Vulnerando la restricción municipal que prohíbe la circulación vehicular y de personas a partir de las 23:00 en la sede de gobierno y sin escuchar a los policías movilizados en la plaza Murillo ni a las bancadas de oposición en el hemiciclo de la Cámara Baja, el oficialismo apretó el acelerador entre la tarde del martes y la madrugada del miércoles, un día antes del 195 aniversario de la institución del orden, y con su rodillo parlamentario aprobó en grande y en detalle el proyecto de Ley de Carrera de Generales y Ascensos en la Policía Boliviana, todo en coordinación con las principales autoridades del Órgano Ejecutivo.

De hecho, mientras la aprobación avanzaba en Diputados, sonriente y con gestos de satisfacción el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, le dijo el martes en la noche al programa de televisión No Mentirás que calculaba que la Ley que pone a la Policía bajo su control, por encima del Comandante y Subcomandante, según el artículo 11, sería sancionada y promulgada hasta el próximo lunes. Afirmó que sería un buen regalo para la institución encargada del orden público, aunque sea unos días después de su aniversario.

Policías del servicio pasivo mediante sus organizaciones y uniformados activos a través de sus familiares comenzaron a presionar para que el proyecto de Ley no sea aprobado por el Senado. Un comunicado policial que pasó fugazmente por el lente de los medios de comunicación fue emitido el miércoles en la tarde con serias advertencias. “Pedimos a todos los camaradas del país, levantar la voz de protesta y llevar a cabo las acciones que en las próximas horas darán las directivas de Ansppol a nivel nacional y de las promociones 90, 91, 92. No podemos permitir que estos individuos atenten a la integridad de nuestra institución policial, y su estructura”.

Si las advertencias policiales eran para preocuparse, este jueves, día del 195 aniversario de la Policía, el golpe más duro al proyecto de Ley salió de las entrañas del masismo. Juan Ramón Quintana, hombre de absoluta confianza de Evo Morales, entrevistado por Clacso Tv, un espacio digital del Centro Latinoamericano de Ciencias Sociales, se estrelló contra la torpeza del gobierno de Arce de querer “premiar” a la Policía después de “que se nos amotina, da golpe de Estado, nos persigue, nos masacra, nos lapida, nos roba, nos extorsiona…”. Muy crítico dijo: “Ni siquiera la dictadura de García Meza le había concedido a la Policía una carrera de generales”.

¿Qué hizo el gobierno? Lo de siempre. No defendió más los contenidos de su proyecto de Ley ni la necesidad de que sea aprobado perentoriamente por el Legislativo. Como ocurrió con el proyecto de Ley de Impuestos a los servicios digitales, archivado en algún escritorio de la Asamblea Legislativa, o con la Ley de Emergencia Sanitaria que penaliza las protestas de los médicos, que si bien fue sancionada nunca fue reglamentada por el Ejecutivo, el destino inmediato de la Ley que subordina la Policía a un civil pasó a la congeladora de la Cámara Alta. Senadores del MAS dijeron que el tema será considerado después del receso parlamentario que comienza este viernes y se extenderá hasta el 11 de julio, descanso que se toman los legisladores del país por las bajas temperaturas que azotan al país.


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas