InterfazPublico.bo

¿Corrió el riesgo? ¿Cayó en una trampa?: el Presidente argentino se metió a la guerra

Sobre la base de una carta cuya autenticidad está en cuestionamiento, Alberto Fernández acusó a Mauricio Macri y pidió disculpas a Bolivia por el apoyo argentino al supuesto “golpe de Estado”. El ex presidente Macri tuitea “Seamos Libres”.

Escucha la noticia

El presidente argentino Alberto Fernández es conocido por sus dislates. El último, que le dejó mal parado en toda la región, fue su referencia a que los argentinos llegaron en barcos, mientras que los brasileños salieron de la selva y los mexicanos de los indios.

La aparición de una cuestionada carta sobre el armamento letal que supuestamente fue enviado por el gobierno de su predecesor Mauricio Macri a la Fuerza Aérea Boliviana en plena crisis política de 2019 y la posterior nota oficial de Fernández al presidente Luis Arce pidiendo disculpas a Bolivia por el apoyo argentino al inventado “golpe de Estado” puede convertirse en otra pieza de su colección de agresiones al sentido común.

La ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, primero, y el ex canciller Jorge Faurie, luego, rechazaron este viernes la versión del Presidente de Argentina, en el 205 aniversario de la independencia de ese país, y dejaron en el ambiente la idea de que pudo haberse apresurado por su solidaridad ideológica con el gobierno boliviano.

Ambos dejaron entrever que sin confirmar la veracidad de la supuesta carta del ex Comandante de la Fuerza Aérea Boliviana al Embajador argentino en La Paz, en la que el militar le agradece el envío de material letal para la represión de bolivianos, Fernández pidió disculpas a nombre del pueblo argentino por una presunta intromisión del gobierno de Macri en asuntos internos de Bolivia.

Faurie calificó de “inusual” la carta de un militar a un diplomático, algo que no es parte de los protocolos de relaciones entre los países, además detallando el material que hipotéticamente recibió la institución armada para reprimir a ciudadanos que protestaban en las calles de Bolivia.

Bullrich, en cambio, fue más contundente en sus redes sociales. Le dijo a Fernández que en noviembre de 2019 se hizo todo lo contrario a lo que él señaló, es decir que se enviaron gendarmes en un avión argentino para resguardar la Embajada en La Paz donde incluso se encontraban ministros renunciantes de un gobierno que se batía en retirada y para evacuar periodistas argentinos de un hotel en la sede de gobierno.

¿Conocía el Presidente argentino el riesgo que iba a correr con una carta cuya autenticidad no estaba totalmente confirmada? ¿Cayó Fernández en una trampa de sus aliados bolivianos coordinada con gente de su gobierno para salvar el relato de que en nuestro país hubo un “golpe de Estado”? Fernández se puso en una situación difícil.

Para evitar cuando menos un nuevo dislate presidencial, la justicia argentina dispuso en pleno feriado del 9 de julio el inicio de una investigación judicial que puede terminar respaldando la acción del mandatario de pedir disculpas a otro país por el apoyo del gobierno de Macri a la consumación de un proceso golpista.

Y qué pasa con la pieza clave de esta historia: la supuesta carta del general Jorge Terceros Lara al Embajador de Argentina fechada el 13 de noviembre de 2019. El abogado Jorge Santiesteban explicó este viernes en Fides elementos grafológicos que dan cuenta de que se trata de un documento falsificado, poniendo énfasis en lo que consideró una firma fraguada del ex jefe militar ahora detenido en Palmasola.

Pero además, el abogado dijo que la mañana de ese día, el 13 de noviembre de 2019, el Alto Mando Militar elegido por Evo Morales presentó su renuncia colectiva a la entonces flamante presidenta transitoria Jeanine Áñez y asumió el Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas, el general de Ejército, Sergio Orellana, por lo que resulta difícil que Terceros Lara hubiese enviado una carta al diplomático argentino en esa fecha.

En lo político, queda claro que el golpe a la teoría masista del “golpe” fue tan grande con las revelaciones del Terceros que tanto las reapariciones del ex Vicepresidente y de ex ministros como la descalificación de Morales al ex jefe militar, resultaron insuficientes y había que recurrir a “un hecho” de mayor nivel y, por tanto, de mayor impacto que ponga a salvo la retórica oficialista.

El ex presidente Mauricio Macri, acusado por el argentino Alberto Fernández y los bolivianos Luis Arce y Evo Morales, escribió este viernes en la tarde un tuit que tiene solamente dos palabras acompañadas por la bandera argentina: “Seamos Libres”. Es obvio que se trata de un mensaje político en el Día de la Independencia argentina, pero también puede ser un mensaje particular a Fernández y la relación que mantiene con sus aliados bolivianos del denominado socialismo del siglo XXI.

 


Cuentanos si te gustó la nota

100% LikesVS
0% Dislikes

Publicaciones relacionadas