Hecho y dichoPublico.bo

Cuarta ola, mensaje presidecial, reencuentro: ¿podrán soplar nuevos vientos en Bolivia?

En Público.bo hacemos un resumen de editoriales y columnas de opinión que publican los diarios del país para que la gente sepa qué posiciones tienen los medios y los líders de opinión sobre temas importantes. Este viernes conectamos la lucha contra la pademia con el reencuentro entre bolivianos a través de los editoriales de Opinión, Página Siete y El Deber, además del artículo de opinión del periodista Juan Cristóbal Soruco.

Escucha la noticia

Opinión

Comenzamos el tránsito temático de la pandemia al reencuentro con el editorial de Opinión que analiza la inminente llegada de la cuarta ola del coronavirus y el relajamiento que se ha producido en las tres anteriores, cuando se ingresa a la etapa de desescalada. “Cuando el número de casos disminuye, parte de la población parece olvidar la gravedad de esta enfermedad y empieza a asistir a reuniones sociales donde participan cientos, cuando no miles de personas, generando de esa forma un espacio en el que los contagios se multiplican”.

“Las tres primeras olas de la pandemia deberían ser suficientes para haber aprendido sobre la virulencia de esta enfermedad” reclama el diario cochabambino después de puntualizar que “las mejores estrategias para vencer definitivamente a este virus son la vacunación, el distanciamiento social, el uso de barbijo y, sobre todo, asistir oportunamente a un centro de salud cuando hay síntomas de Covid-19”. El editorial de este viernes finaliza con un pedido para todos. “Contribuyamos con lo que podemos para proteger a los demás y preservar la vida”.

Página Siete

Sigamos el hilo. El editorial de Página Siete relieva una nueva actitud manifestada por el presidente Luis Arce con relación al Covid-19, en su mensaje presidencial del miércoles, y espera que sea el primer paso hacia el reencuentro entre bolivianos. “Casi ocho meses después de haber asumido el cargo y en su primer mensaje al país, el presidente Luis Arce parece, finalmente, haber dejado de mirar el retrovisor para avanzar, como es lógico y necesario, con los ojos puestos hacia adelante”.

El diario crítico con los gobiernos del MAS señala, sin embargo, que “lo valorable de su discurso es que expresó empatía con las familias  que perdieron a sus seres queridos durante la pandemia;  luego siguió con una dosis de realidad al prever que se viene una cuarta ola del coronavirus, para concluir con los anuncios (…) enmarcados en lo que la sociedad civil, los líderes de opinión y los medios de comunicación hemos venido demandando: que se amplíe la vacunación para todas las edades porque la tercera ola está golpeando, sobre todo, a los más jóvenes”.

“El Presidente ha dado el primer paso hacia un gobierno menos preocupado por el pasado y más ocupado en las verdaderas necesidades de la gente. Es de esperar que esta lógica se mantenga, por el bien de todos los bolivianos. Para eso, por supuesto, también hace falta apostar al encuentro entre bolivianos,  y abandonar el ánimo confrontacional y la persecución política que han caracterizado a la primera etapa de la gestión de Arce”, concluye el editorial del influyente diario paceño.

Juan Cristóbal Soruco – El Deber

No dejemos de seguir el hilo. El periodista Juan Cristóbal Soruco, columnista de El Deber y otros medios, posa su mirada analítica precisamente en el necesario reencuentro, destaca la participación del vicepresidente David Choquehuanca en un reciente seminario coauspiciado por Naciones Unidas para impulsar el Proceso Nacional para el Reencuentro, pero advierte que puede ser una nueva acción que “se suma a la salva de cohetes para disfrazar un proyecto de poder cada vez más autoritario”.

“… para ingresar en un camino de encuentro mínimamente se requieren dos requisitos básicos y tres acuerdos”, precisa Soruco. Requisitos: “trabajar sobre la realidad y no sobre el relato que los hoy mandamases quisieran que sea, y detener la acción represiva en la que están empeñadas las actuales autoridades”. Acuerdos: “una meta a la que se quiera arribar; el reconocimiento de las partes que participan en el proceso como interlocutores válidos y adoptar decisiones que comprometan a los participantes”.

“Mientras no se den esas condiciones mínimas, temo que el vicepresidente seguirá discurseando, y con esa actitud generando profunda frustración en quienes aún creen que tiene una vocación conciliadora”, advierte con razón el ex director de varios medios y remata su artículo con una frase decidora: “No hay que olvidar que es tan peligroso jugar con esperanzas y sentimientos, como lo es jugar con fuego…”.

El Deber

Terminando la conexión temática, el editorial de El Deber se ocupa de un hecho puntual> el abrazo y el acuerdo de intercambio de experiencias entre los Ponchos Rojos del altiplánico municipio de Achacachi y los empresarios cruceños de la Cámara Agropecuaria del Oriente. “El acuerdo se selló con una imagen simbólica muy importante para estos tiempos cuando el presidente de la CAO, Oscar Mario Justiniano, recibió y vistió un tradicional poncho rojo y un chullo altiplánico, mientras el rector del Instituto Tecnológico, Guillermo Villavicencio, y otros dirigentes campesinos de la zona recibieron y se pusieron sombreros de sao del oriente boliviano”.

Lo que sucedió días después con el cuestionamiento de dirigentes campesinos de Achacachi a la alianza occidente-oriente y hasta el pedido de renuncia del rector Villavicencio por haber utilizado inconsultamente el “uniforme” de los Ponchos Rojos da pie al diario cruceño para afirmar que “el incidente permite distinguir con claridad la diferencia entre dos gestos de pobladores de una misma región: mientras la economía y la academia unen, la política separa”.

“Hay que alentar a quienes se dieron la mano a continuar por el camino del diálogo y la colaboración mutua. Si hay alguna ruta de viabilidad para un país dividido en muchos sentidos, esa es la que abrieron Justiniano y Villavicencio, con acuerdos, ponchos y sombreros de sao”, culmina el editorial de El Deber después de anotar algo importante para Achacachi y sus habitantes: “Con el acuerdo, el rector Villavicencio se juega por la mejor formación de sus estudiantes, por aprovechar el saber hacer del oriente en cuestiones productivas y en definitiva por el bienestar de su región”.


Cuentanos si te gustó la nota

50% LikesVS
50% Dislikes

Publicaciones relacionadas